Imagen de un edificio de viviendas en construcción en la isla. / Arcadio Suárez

El Cabildo de Gran Canaria comprará y acabará bloques de viviendas para darles alquiler social

El Consejo de Gobierno destina cuatro millones de euros entre 2022 y 2023 para adquirir obras empezadas y que pueda terminar antes de un año

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Con una inversión global de cuatro millones euros, en las anualidades de 2022 y 2023, el Cabildo adquirirá inmuebles inacabados para culminarlos y cederlos a la bolsa del Instituto Canario de la Vivienda (Icavi) del Gobierno regional, para que los gestione y los convierta en promociones de protección pública.

Así, a través del Consorcio Insular de Vivienda, pondrá en marcha una convocatoria pública con el fin de recibir ofertas de este tipo de edificios, comprarlos, impulsar el reinicio y culminación de las obras, bajo la modalidad de llave en mano, y una vez puestos a punto cederlos a la bolsa de viviendas del Icavi.

Para ello, el Consejo de Gobierno Insular aprobó el gasto plurianual con el que se sufragará esta iniciativa. En concreto, esos cuatro millones de euros se distribuirán entre 2.895.000 euros consignados para esta anualidad y 1.105.000 euros asignados a la de 2023.

El Gobierno insular considera de gran interés la movilización de recursos públicos para ampliar el parque de viviendas destinado al alquiler social. Y para ello quiere aprovechar edificaciones en situación de abandono que la anterior crisis dejó sin acabar y cuyo estado supone un peligro por el deterioro de sus infraestructuras y del espacio urbano, así como por la posible ocupación ilegal.

Con ese propósito y al objeto de realizar una redistribución lo más equitativa posible entre los municipios de la isla, se adquirirán inmuebles hasta un máximo de 20 viviendas por municipio y un mínimo de 4.

El tipo de edificio debe ser el de viviendas en bloque o entre medianeras, dado que no se admitirán viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas. Además, tendrá que estar situado en un lugar de fácil acceso rodado, próximo a los equipamientos municipales esenciales, y debe contar con una adecuada red de transporte público.

Además, estará incluido en promociones iniciadas en las que ya se haya producido el acta de replanteo previa y parte del proceso de edificación, y debe encontrarse en situación de obras inacabadas, en curso o paralizadas con un grado de ejecución de entre un 45% y un 90%.

El plazo de ejecución de los trabajos de terminación del edificio en ningún caso será superior a 12 meses.

Tras la aprobación de la inversión plurianual, se convocará el Consejo Ejecutivo del Consorcio de Vivienda para iniciar el expediente y proceder a su licitación en abierto, con el fin de recoger las ofertas de los inmuebles inconclusos que reúnan los requisitos de los pliegos.