Imagen de archivo.

Los bomberos de Gran Canaria critican la falta de medios y de personal

«Es raro el funcionario al que no le falte algún equipo de protección», destaca CCOO en un comunicado

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria han denunciado este lunes la «lentitud» del Cabildo para proceder a la adquisición del material que precisan para actuar con garantías de seguridad, así como la necesidad de que se incorpore más personal a la plantilla.

Según ha informado CCOO en un comunicado, los bomberos «están en una situación extrema« por la falta de equipos de protección individual, las averías que sufren los camiones con veinte años de antigüedad y la carencia de procedimientos operativos, que han sido requeridos por la Inspección de Trabajo.

Los casi 230 efectivos repartidos en siete parques en la isla de Gran Canaria «están siendo sometidos a una presión que les hace temer por sus propias vidas y por la calidad del servicio que prestan a la ciudadanía», señala el sindicato.

«Es raro el funcionario al que no le falte algún equipo de protección», destaca CCOO, que asegura que son «innumerables» las denuncias ganadas por los bomberos en los juzgados en los últimos dos años y que obligan al Consorcio de Emergencias a entregar estos equipos de protección pero «son incapaces de acelerar los procesos de compras y adquisición por la lentitud» con la que actúa el Consorcio y el Cabildo.

CCOO destaca que «hay bomberos que llevan casi un año esperando que el Consorcio les haga entrega de un equipo de actuación de incendios en vivienda« y que otros han obtenido sus equipos de intervención de otras administraciones, procedimientos »totalmente en contra de la ley de prevención que ya han sido denunciados«.

En cuanto a los camiones, el sindicato recalca que de los ocho camiones de primera intervención que deben estar operativos en los parques operativos, solo hay tres en funcionamiento y los otros cinco están averiados o en talleres.

En cuanto al personal, CCOO advierte que en doce años se empieza a jubilar el 35% de la plantilla del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria cuya media de edad es 47 años.

Los representantes de los trabajadores insisten en que, de una vez por todas, se defina las dotaciones mínimas ordinarias que debe haber cada día por parque y se inicie un proceso paulatino de incorporación de personal de nuevo acceso con oposiciones a partir de 2023 y que cada tres años se incorporen bomberos a la plantilla.