Vista parcial del poblado desde la plaza Juanito Rodríguez. / C7

San Bartolomé pondrá al día el poblado de San Fernando

La alcaldesa anuncia la licitación de la redacción de un proyecto que mejorará y reordenará el núcleo más antiguo de Maspalomas

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El poblado de San Fernando, el núcleo histórico y residencial más antiguo de Maspalomas, afronta su 60 aniversario con la perspectiva de beneficiarse de un proyecto que busca su definitiva puesta al día y su revalorización paisajística y urbana en el contexto de la zona turística de San Bartolomé de Tirajana. La alcaldesa, Conchi Narváez, anuncia la inminente licitación de la redacción de una propuesta técnica que deberá definir las acciones que mejorarán sus infraestructuras, desde el saneamiento al alumbrado público, reordenarán sus espacios de uso común y embellecerán su arquitectura y sus callejuelas.

El Ayuntamiento ha recurrido a fondos propios municipales para financiar el coste de la redacción de este proyecto, que ascenderá a 85.049 euros, IGIC incluido. Sin embargo, la pretensión del gobierno local, según anunció Narváez, es que el dinero para ejecutar en sí el proyecto de reacondicionamiento proceda del Plan de Cooperación del Cabildo con los Ayuntamientos.

1,8 millones de inversión

Según se recoge en el pliego de prescripciones técnicas que saldrá a concurso, la inversión estimada de este reacondicionamiento y mejora del poblado ascenderá a 1,8 millones de euros (1.835.352). Se ejecutará sobre una superficie de 16.404 metros cuadrados que será subdividida en seis ámbitos de actuación: la plaza central, que podrá ser prolongada sobre el solar donde estaba la antigua iglesia, aunque para ello habrá que negociar antes con los propietarios, la familia Condal; el paseo que ya existe paralelo a la GC-500; la plaza Juanito Rodríguez (al este del poblado); las calles y aceras; y la calle, el aparcamiento y la plataforma de acceso al colegio Las Dunas, con el que linda el núcleo.

El objetivo pasa por mejorar su accesibilidad, embellecer el poblado, estudiar posibles cambios en la circulación peatonal y rodada, repavimentarlo, dotarlo de un mobiliario urbano más moderno y ajardinar sus plazas y viales.

Entre otras acciones, se renovarán y mejorarán las infraestructuras de alumbrado público, abastecimiento de aguas, saneamiento, pluviales, riego, baja tensión, telecomunicaciones y se le dotará de puntos de acometida para la recarga eléctrica de vehículos.

También se traza como tarea estudiar la incorporación de una nueva sección tipo para las calles, de tal manera que se cree una única plataforma que evite obstáculos de aceras y accesos a viviendas (algunas entradas están a otro nivel y requieren de escalones en la vía). Igualmente se analizará la posible eliminación de carriles de circulación o carriles interiores para sustituirlos por espacios verdes, y la dotación de nuevos espacios de aparcamiento.

En todo caso, la alcaldesa apunta que antes de empezar a trabajar se encomendará a la empresa adjudicataria a que se reúna con los vecinos para explicarles estos objetivos y atender sus sugerencias.