Foto de archivo de una cabalgata de Maspalomas. / Juan carlos alonso

San Bartolomé baraja celebrar el carnaval en verano, pero no más allá de julio

El municipio confía en que para el estío la situación sanitaria permita organizar eventos en la calle de cara a los turistas

G. FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana baraja celebrar en verano el Carnaval Internacional de Maspalomas, aunque no más allá de julio. Esta opción es una de las que cuenta con más puntos de entre las que están sobre la mesa de la Concejalía de Festejos, que, al menos por ahora, no ha contemplado suspenderlo, solo aplazarlo unos meses hasta que las condiciones derivadas de la pandemia lo permitan. En todo caso, se descarta que coincida con la celebración del Gay Pride, que, si todo sale según lo previsto, y la covid no lo tuerce, tendrá lugar del 5 al 15 de mayo de 2022.

La concejal responsable de este departamento, Irasema Hernández, que este miércoles celebró una reunión de coordinación con quienes participan en la organización de estas fiestas, recuerda que el carnaval de este año estaba inicialmente previsto para el mes de marzo y que los actos programados eran en su mayoría galas, pero que el gobierno local optó por aplazarlo con la idea de reposicionarlo en otro momento del año para alejarlo lo más posible de la sexta ola y de la elevada incidencia actual de contagios.

Dado que han decidido retrasarlo, la edil explica que, c on suerte, la situación de la pandemia haya mejorado lo suficiente al comienzo del verano como para que también se pueda planificar algún acto callejero. «Si no una cabalgata al estilo de siempre, al menos sí algún evento que pueda también generar atracción turística», explica Hernández, que recuerda que la trascendencia del Carnaval de Maspalomas va más allá incluso de las fronteras de España.

Irasema Hernández

Concejal de festejos

En cualquier caso, insiste, todo quedará supeditado a la evolución de la pandemia, incluso a nivel local, en directa coordinación con los equipos sanitarios del municipio, porque el principal objetivo es que las fiestas puedan celebrarse con las mayores garantías sanitarias. Y anuncia también que lo que al final se decida se comunicará con el tiempo de antelación suficiente.