Juan Martín con una de sus obras. / C7

FIRGAS

El artista Juan Martín busca crear conciencia en torno a los océanos

La Casa Verde de Firgas acoge desde este viernes la exposición pictórica 'Mar y mal', del artista aruquense Juan Martín

CANARIAS7 Firgas

La Casa de la Cultura de Firgas acoge el viernes, a las 19.00 horas, el acto de inauguración de la exposición 'Mar y mal', de Juan Martín, bajo la organización de La Vinca Ecologistas en Acción, contando con la colaboración de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Firgas. El aforo para la inauguración será limitado, por lo que se requiere reserva de plaza a través del correo tallereslavinca@gmail.com

El evento contará con música de Ernesto Medina; la poesía de Eduardo García; y las palabras del escritor Juan Francisco Santana Domínguez, encargado del prólogo del catálogo de la muestra. Seguidamente, el público asistente se desplazará por las calles del pueblo hasta el Centro Socio-Cultural La Casa Verde para proceder a conocer en vivo las obras que componen esta muestra. 'Mar y mal' puede visitarse en Firgas hasta el 5 de noviembre, en horario de miércoles, jueves y viernes, de 18.30 a 20.30 horas.

'Mar y mal', en palabras de Juan Martín, «es una exposición de pintura con técnicas mixtas y bases acrílicas ecológicas. Reciclando material - basura de nuestras costas, pretendo crear conciencia, y también denunciar el mal estado de nuestro litoral y los mares de nuestro planeta».

La Casa Verde acoge desde el viernes y hasta el 5 de noviembre la muestra 'Mar y mal'

Juan Martín (1962), natural de Arucas, empezó su trayectoria con el conocido artista José Luis Marrero Cabrera, perfeccionó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios, y tras ello realizó Bellas Artes (1981); posteriormente se centró en la acuarela con el maestro Antonio Soria. Fue profesor de artes plásticas durante años en Arucas, siendo uno de los fundadores de Grupo 5 Artistas Aruquenses y del Grupo Tunera.

Martín ha realizado una gran cantidad de exposiciones tanto individuales como colectivas tanto dentro como fuera de las islas, y ha sido premiado en diversos certámenes.

Su obra destaca por ser alegre y colorista, donde las figuras prácticamente saltan del papel, y es en el uso de la acuarela donde se siente más cómodo. Muestra un estallido de color, en un cielo lleno de luz; y sus perspectivas a veces son muy subjetivas, como si de un fotograma cinematográfico se tratara, llevándolo al extremo casi Nadir dando una sensación de arrolladora grandeza, ubicando al espectador bajo el techo de sus obras.