Recreación de la planta desaladora de la central hidroeléctrica que se empieza a construir en El Pajar. / C7

Aguas exige que la retribución del Salto de Chira incluya el canon fijo de REE

El Consejo reclama al Ministerio que entre los costes de mantenimiento de la central figure el pago de 6,4 millones al año cuando esté funcionando

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El Consejo Insular de Aguas (CIA) ha reclamado al Ministerio de Transición Ecológica que la orden de retribución del Salto de Chira incluya expresamente que entre los costes de mantenimiento y operación de la central hidroeléctrica está el canon fijo de explotación que Red Eléctrica de España abonará al CIA cuando la central esté operativa y que asciende a 6.423.089,43 euros, actualizables anualmente con el Índice de Precios al Consumo (IPC) de Canarias.

Así figura en las alegaciones que ha presentado al proyecto de orden, en las que el promotor de la concesión también reclama al Ministerio que elimine los apartados que definen la venta de agua por parte de la concesionaria de la central.

El CIA explica en sus alegaciones que REE «no puede vender agua a terceros. Los excedentes de agua desalada para riego están regulados en la concesión administrativa» suscrita con el organismo autónomo del Cabildo y que queda al margen de la orden de retribución que prepara el Gobierno central.

Además, el organismo autónomo del Cabildo pide que la propuesta de orden elimine el precio del agua desalada excedentaria, es decir, la que sobre después de llenar las presas y garantizar la reposición de las pérdidas.

Para los responsables del Consejo, «la Administración energética no es competente para fijar un precio fijo del agua desalada excedentaria». Es una atribución que le corresponde, como Administración concedente, de tal manera que «dichos términos económicos serán establecidos en el marco de la relación concesional en la que se ha subrogado el operador del sistema».

El proyecto de orden que el Ministerio sometió a información pública proponía un precio de venta del agua de las presas a terceros en un mínimo de 0,561 euros por metro cúbico al señalar que los ingresos percibidos por el aprovechamiento de los embalses por terceros serán detraídos de la retribución. El CIA vende ahora el agua de riego de las presas a 15 horas la hora (36 metros cúbicos). El valor del metro cúbico es de 0,416 euros, inferior al propuesto.