El aeropuerto empieza a operar después de más de 200 cancelaciones por la tormenta Hermine