Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de julio
Uno de los tramos de la segunda fase de la GC-3 en los que las farolas serán sustituidas. Juan Carlos Alonso

Las 223 farolas de la segunda fase de la GC-3 sufren corrosión interna

La Consejería de Obras Públicas del Cabildo va a retirar todos los postes de alumbrado público ante el riesgo de que puedan caerse y pondrá otros nuevos con 489.000 euros

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 28 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Consejería de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria ha decidido sustituir las 223 farolas de alumbrado público que jalonan la segunda fase de la carretera de circunvalación a la capital (GC-3) debido al riesgo de que se vengan abajo por la corrosión interna detectada en ellas después de que una se cayera hace un año.

El contrato de suministro aprobado este viernes en el Pleno tiene como objeto el suministro y restitución de esas 223 columnas de alumbrado vial, lo que incluye la previa retirada de las columnas actuales y la instalación de las nuevas para que queden nuevamente en funcionamiento, «de forma que se mantenga seguro el tránsito de vehículos por las vías afectadas», dice el expediente de financiación.

Las farolas que corren riesgo de caerse son las situadas entre Nueva Paterna y Pico Viento, que comprende el tramo de la GC-3 que va desde Siete Palmas a Tafira Baja y desde Tafira Baja hasta San Cristóbal, que se comenzó a construir en 1983 y se inauguró en 2003. Son las mismas columnas que están operativas desde hace 21 años.

La caída de una de estas farolas hace un año, sin mayores consecuencias, levantó la voz de alarma en la Consejería de Obras Públicas, que encargó una revisión a fondo de su estado y detectó una corrosión interna que no se veía en las labores de mantenimiento habituales por parte de la contrata de conservación.

A la vista de este hallazgo el departamento que dirige Augusto Hidalgo encargó la realización de pruebas en otros postes del mismo lote y descubrió que hay más farolas del tramo afectadas por ese defecto. Ante esta situación de riesgo ha optado «por lo sano», esto es, por la retirada de todas ellas y la instalación de nuevas farolas.

Otro tramo de la segunda fase de la circunvalación a la capital. Juan Carlos Alonso

Obras Públicas ha comprobado también que la corrosión interna sólo afecta a los postes de alumbrado público de la segunda fase de la GC-3 y que los del resto de la circunvalación están en buen estado.

Augusto Hidalgo explicó en el pleno que dada la cantidad de farolas a reemplazar su departamento ha optado por contratar el suministro, retirada de las dañadas y colocación de las nuevas mediante un negociado sin publicidad «para hacer actuación directa con una empresa especializada» a pesar de que el presupuesto estimado, por valor de 489.000 euros, supera con creces el previsto para este tipo de licitaciones públicas.

El plazo de ejecución de estos trabajos se estima en diez meses, en principio desde el próximo 1 de octubre hasta el 31 de julio del año que viene.

Segundo defecto de obra

La corrosión interna detectada en las farolas de la segunda fase de la GC-3 es el segundo defecto de obra descubierto en este tramo de la circunvalación a la capital antes de que venza la vida útil de sus elementos.

El primero, que todavía se está arreglando, fue el de los tendones interiores de los viaductos del barranco de Guiniguada, de acero y cemento, que obligaron en junio de 2022 a prohibir el tránsito de vehículos pesados (de más de 3.500 kilos) en los dos sentidos de la circulación. Todavía sigue prohibido el paso para ese tipo de vehículos, excepto los de transporte público, en sentido norte-sur.

El viaducto del Guiniguada está dentro de la segunda fase de la circunvalación. Juan Carlos Alonso

Los trabajos de restitución de esos tendones se adjudicaron de urgencia por un presupuesto inicial de 400.000 euros, un coste que se ha elevado ya hasta los 11 millones.

Para evitar que lo sucedido en los puentes del barranco Guiniguada puede repetirse, el Cabildo ha licitado un nuevo contrato de conservación y mantenimiento de carreteras, en este caso de estructuras como los viaductos y pasarelas peatonales, con el objetivo de que tengan la misma seguridad que los túneles. A este contrato, con un presupuesto de 2,22 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, optan cinco ofertas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios