200.000 kilos de deliciosa fruta

Con la campaña a punto de finalizar, los agricultores de Tirajana se muestran satisfechos con el resultado de la cosecha de albaricoques. Estiman que superarán los 200.000 kilogramos, un 50% más que el año pasado. «Hemos tenido más horas de frío y por eso hay más fruta», asegura el técnico agrícola Juan Carlos Gómez.

GABRIEL SÚAREZ | MASPALMAS

Tunte, la capital canaria del albaricoque, sonríe. Las cajas con el dorado y delicioso fruto no han parado entrar en la Cooperativa Agrícola Zona Alta de Tirajana desde finales de abril, estimando que el resultado de la zafra será muy superior a la del año pasado, donde las pérdidas fueron de un 70%, debido a factores climáticos adversos. «Este año acompañaron las condiciones climáticas», afirma el ingeniero técnico agrícola Juan Carlos Gómez.

Responsable técnico de la Concejalía de Agricultura y Ganadería del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Gómez asegura que debido a esas mejores condiciones climáticas, con más horas de frío durante el pasado invierno y algo más de humedad, esperan alcanzar el 80% de la cosecha que se calcula para un año normal. «Estamos hablado de que este año al final de la zafra llegaremos a unos 200.000 kilogramos de frutas aproximadamente», indica el técnico, quien añade, que además de una mayor cantidad «en esta campaña se ha notado una mejor calidad en la fruta, con un buen tamaño y una pulpa jugosa y perfumada, lo que habla de que ha tenido en su etapa de maduración unas condiciones climáticas adecuadas», señala.

El cierre de la campaña está previsto que se produzca con la recogida de los últimos frutos, aquellos más tardíos, a mediados de junio próximo. «No creo que las cifras puedan variar hasta esa fecha, lo cual significa que este año la cosecha superará en más de un 50% a la del año pasado, donde las pérdidas fueron cuantiosas», recuerda Vicente Santana, el presidente de la cooperativa tirajanera, entidad a través de la cual se canaliza la comercialización de gran parte de la producción de albaricoques de las medianías sureñas.

Respecto a los precios que recibe el productor, los mismos han oscilado en estos últimos días de la campaña entre 1,50 euros el kilogramo del albaricoque extra y 1,25 euros para denominado primera calidad. No obstante para el consumidor ese precio sube hasta 3,75 euros promedio.