Sevbastián Franquis, en su comparecencia hoy. / acfipress

El Gobierno de Canarias señala que los riesgos medioambientales del buque «se han reducido al máximo»

El consejero de Obras Públicas dice que la prioridad es llevar el barco a tierra y después se evaluarán los daños causados, pero no da una fecha para la solución definitiva

Carlos Sixto De Inza Serrano
CARLOS SIXTO DE INZA SERRANO

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha explicado hoy tras la reunión mantenida esta mañana con los responsables de Capitanía Marítima de Las Palmas de Gran Canaria y con la naviera Fres Olsen, como está la situación del buque cuál es la última hora en las labores de rescate del barco.

En su comparecencia Franquis ha explicado que la preocupación ahora está en la recuperación del barco y después se valorarán los daños medioambientales, si los ha habido y también los económicos. También ha precisado que los estudios técnicos señalan que el barco se puede recuperar y esperan poder hacerlo en próximos días. También ha explicado que las condiciones climáticas están mejorando y esto va a ayudar a las labores de rescate, aunque no ha querido dar fechas, ha explicado que es difícil aventurar una solución después de cuatro intentos fallidos para recuperar la embarcación.

La última hora del barco Bentago Express de Fred Olsen encallado en Agaete según explica el consejero, es que se ha logrado extraer casi todo el combustible de uno de los depósitos del buque del patín que esta dañado, con lo que el riesgo de contaminación es muy reducido, mientras que el otro patín no está dañado, y no hay previsión de que se pueda perder más combustible.

Franquis explica que en términos medioambientales la situación está controlada y añade que el Gobierno espera que no se produzca mayor alteración en las previsiones para una solución a este accidente marítimo.

Sebastián Franquis ha explicado que todavía no se tienen los resultados de los análisis de la posible contaminación del agua, también ha explicado que está a ctivado el plan de emergencia del Plan Nacional de Emergencia, donde entre otras medidas se constituyó un comité asesor y de coordinación de las administraciones.

Según el consejero, las primeras imágenes de la salida del combustible del barco causaron cierta preocupación, porque se mezcló el fuel con el movimiento de los barcos con la tierra del fondo que produjo una imagen en la superficie que dio una imagen de contaminación que no correspondía con las comprobaciones que luego se hicieron.

También explicó que se está en la fase de recuperar el barco y después se verán los daños que ha causado en la economía y en el sector pesquero de la zona.

Reunión con la Cofradía de Pescadores

El responsable del Gobierno canario en esta crisis también ha explicado que se ha mantenido una reunión con la Cofradía de Pescadores para explicar al sector pesquero de la zona como está la situación hasta el momento, respecto a los planes de recuperación y los planes para contener la posible contaminación en la playa y en la costa.

Según Capitanía Marítima la mancha está desapareciendo, la contaminación ha sido leve y las medidas que se han tomado han sido positivas.

El consejero ha explicado que espera que el barco se recupere lo antes posible y se pueda recuperar la actividad pesquera.

El barco está fuera de las aguas del Puerto de Agaete y por tanto el asunto está en manos de Capitanía Marítima, y para ello se constituyó un comité técnico.