Un parque de módulos fotovoltaicos. / C7

Visto bueno a un segundo parque solar de 15.000 placas en los alrededores de la capital

La planta fotovoltaica Llanos Pelaos 5.5 ocupa como unos diez campos de fútbol en Puerto del Rosario, cerca del parque solar La Rosa, de unos 20.000 módulos

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

En la Cuesta de Perico, en los alrededores de la capital, la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias ha vuelto a dar luz verde a otro parque fotovoltaico de 14.904 placas que ocupa 8.39 hectáreas, que equivaldrían a unos diez campos de fútbol. Se llama Llanos Pelaos 5.5, con una potencia de 5.50 megavatios y está promovido por Puerto Rosario Solar 3 SL.

Transición Ecológica, en el BOC del 2 de marzo de 2022, acuerda su ejecución y ordena la alteración del planeamiento afectado por este proyecto que, aunque se denomine Llanos Pelaos 5.5, se sítúa entre Tetir y Puerto del Rosario, en concreto en la citada Cuesta de Perico donde están proyectados cinco plantas fotovoltaicas y un parque eólico, alrededor de la nueva subestación eléctrica. El pasado mes de febrero, el Gobierno canario aprobó otro proyecto fotovoltaico no muy lejos: la planta La Rosa, de unas 20.000 placas que ocuparán 32.443 metros cuadrados en Puerto del Rosario.

Entre las ventajas del nuevo parque, el Ejecutivo autónomo señala que supondrá una reducción anual de 7.631,25 toneladas de CO2 la atmósfera en las centrales eléctricas de generación térmica en Canarias y un «impulso de la economía» que se concreta en una inversión aproximada de 4.950.000 euros y la creación de 38 puestos de trabajo en la fase de construcción y once en la fase de mantenimiento y explotación.

En 2021, el Cabildo dictaminó sobre la compatibilidad del proyecto con el Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura (PIOF) que no se localiza sobre suelos categorizados de protección ambiental, ni de protección económica en la subcategoría de protección agraria, y que, por tanto, «es un uso que no se encuentra expresamente prohibido».

En cambio, desde el Ayuntamiento de Puerto del Rosario sí se expresó la disconformidad del proyecto con el Plan General de Ordenación (PGO) por ubicarse en suelo rústico de protección territorial, «careciendo el plan de ordenación suficiente en esta categoría de suelo para legitimar la ejecución de este tipo de instalación». A lo que añade que la línea de evacuación del parque solar discurre por suelo urbano consolidado por la urbanización, suelo urbanizable sectorizado y un sistema general (el parque Gavia de don Victoriano), con los cuales resulta incompatible.

Por parte de la Dirección General de Ordenación del Territorio del Ejecutivo canario se dejó claro que existen «razones justificadas de excepcional interés» que aconsejan la ejecución de la obra. Como el proyecto tiene el interés general, rige un régimen especial de autorización y no requiere sujetos a licencia urbanística ordinaria «o a cualquier otro acto de control preventivo municipal o insular».