c7

Torres, sobre Oliva Beach: Nadie puede tener esperanzas de no aplicar la ley

El Presidente de Canarias ha afirmado que existe voluntad para que se puedan transferir las competencias de costas al Gobierno de Canarias a partir del 1 de julio, «aunque no es sencillo».

EFE Las Palmas de Granaria

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha manifestado este viernes sobre la situación del Hotel Riu Oliva Beach, en Fuerteventura, y el traspaso de las competencias de Costas al Gobierno de Canarias que «nadie puede tener esperanzas de que no se aplique la ley».

«La ley hay que acatarla y se deben hacer las cosas dentro de la legalidad», ha expuesto Torres en declaraciones a los periodistas.

Respecto a la situación de los hoteles Oliva Beach y Tres Islas, el presidente canario ha dicho conocer los expedientes, que se remontan a 2017, y ha lamentado que no se hubiesen resuelto en el plazo correspondiente de seis meses, «cuando había un gobierno del PP en Madrid y otro gobierno regional en Canarias», ha dicho.

«No se resolvió y esos expedientes han dado pasos y han sufrido caducidades e incoaciones de obras no sujetas a legalidad», ha explicado el presidente del Ejecutivo autonómico, que ha asegurado que les «preocupa muchísimo» la situación de los trabajadores.

«Seguiremos hablando y lo ideal sería buscar una solución dentro del marco legal. No hay divisiones respecto a esto», ha expresado Torres.

Respecto a la transferencia de las competencias, ha destacado que el texto con el que se cerrará el acuerdo es «el mismo» que en su día se utilizó para Cataluña y Andalucía porque Canarias «no pedía menos», si bien ha valorado la diferencia en los tiempos que se necesitaron para llevar a cabo esas transferencias.

En Andalucía, ha dicho, tardaron cinco años, y en Cataluña por su parte, se necesitó la aprobación de varios decretos, frente al decreto único que se prevé que sea necesario en Canarias.

«Somos la comunidad que menos ha tardado en tener las competencias en costas», ha insistido Torres, que ha admitido «algunas divergencias» respecto a una «serie de materiales y dotaciones» que prevén cerrar durante la comisión bilateral entre Gobierno de España y Gobierno de Canarias que se llevará a cabo el próximo 23 en el marco de la Conferencia de Presidentes que se celebrará en La Palma.

«La voluntad es que esto se pueda transferir de manera práctica a partir del 1 de julio, aunque no es sencillo», ha concluido el presidente autonómico.