Agrupación Folclórica de La Oliva. 50 años intensos

«La primera actuación tuvo lugar el 7 de junio de 1970 en la plaza de la iglesia, arropada por todo el pueblo que se reunía y disfrutaba con el feliz acontecimiento. Entre los cantadores, Esteban Ramírez»

Hace 50 años tuvimos la suerte de vivir un acontecimiento extraordinario en el pueblo de La Oliva. Después de varios meses de ensayos en el antiguo teleclub, con enorme ilusión, actuaba por primera vez la Agrupación Folclórica de La Oliva, uno de los grupos más importantes de Fuerteventura y de Canarias. Aquella primera actuación tuvo lugar el 7 de junio de 1970 en la plaza de la iglesia, arropada por todo el pueblo que se reunía y disfrutaba con el feliz acontecimiento.

Los protagonistas, como tocadores y cantadores, fueron: Esteban Ramírez de León (†), timple y voz; Esteban Ramírez Suárez, laúd y voz; Agustín Ramírez Suárez, guitarra y voz; y Vicente Fuentes Reyes (†), guitarra. Y como bailadores, las siguientes parejas: Antonio Bello y Ana Ramírez; Pepe González (†) y Lala Carreño (†); Pedro Carreño y Ana R. Fleitas; Ramón Morales (†) y Julia Ramírez; Manuel Fleitas y Dominga Suárez; Pedro Cabrera y Encarna Vera.

Ellos eran los protagonistas, pero otras personas también colaboraron de forma destacada en la organización y en la presentación del grupo. Entre esas personas podemos recordar a Pancho Fuentes (†), Andrés Armas, Concha Fleitas y Magdalena Espinosa (†). Así, con la ayuda e implicación de todos, se rescataron importantes coplas y bailes a punto de desaparecer como el sorondongo majorero, la berlina, la isa majorera, el romance a la Virgen de la Peña o el chotis. La mayoría de los temas quedó recogido para siempre en las cuidadas grabaciones discográficas realizadas por el grupo en Las Palmas de Gran Canaria.

Después de la primera actuación, la agrupación de La Oliva realizó numerosas actuaciones por toda la isla y en todo el archipiélago, con formidable aceptación y gran reconocimiento. En las primeras actuaciones el grupo coincidió con la Rondalla de Antigua. Un año después de su fundación, en 1971, la Agrupación Folclórica de La Oliva fue invitada a actuar en las fiestas de El Aaiún, capital del Sáhara y antiguo territorio español en África. Allí, durante tres días, tuvo la oportunidad de demostrar su capacidad de aguante pues realizó múltiples actuaciones por toda la ciudad ante una nutrida presencia de españoles y canarios que allí vivían. Como muestra de agradecimiento y despedida, un grupo saharaui realizó una interesante actuación del folclore local.

En 1972, la Agrupación Folclórica de La Oliva protagoniza las primeras grabaciones discográficas de Fuerteventura en los formatos de entonces. En los mismos años, varios miembros fundadores, como Esteban Ramírez de León y sus hijos Esteban, Rafael y Tino Ramírez Suárez, actúan en el recién estrenado programa Tenderete de TVE. Era la década de los 70 del siglo pasado cuando todavía seguíamos viendo la televisión en blanco y negro, sin embargo, la rondalla de La Oliva ponía color a todo lo que hacía y alcanzaba una gran popularidad con diferentes temas como el sorondongo, la berlina, las seguidillas y, especialmente, con la Fúlgida luna, la preciosa habanera que le llegó de Cuba a Esteban Ramírez y que él singularmente adaptó, interpretó y popularizó en forma de polca.

Curiosamente, Fúlgida luna sonó muchísimas veces en la radio, y hasta en el Estadio Insular, antes de empezar los partidos de la Unión Deportiva que entonces jugaba en Primera División. Posteriormente, muchos grupos canarios han realizado distintas versiones de la famosa habanera y del popular sorondongo majorero.

A lo largo de 50 años ininterrumpidos, decenas de tocadores y numerosos bailadores han pasado por la rondalla de La Oliva. Todos han contribuido con ilusión a su existencia y todos guardan infinidad de recuerdos y anécdotas agradables. Aunque parezca increíble, actualmente sólo queda en activo una persona de aquel grupo fundador que actuara en 1970. Esa persona, Esteban Ramírez Suárez, pilar fundamental del grupo, ha sido y sigue siendo el director de la Agrupación Folclórica de La Oliva.

La intensa trayectoria de esta agrupación folclórica está plagada de numerosas actuaciones en festivales regionales, en fiestas, en teatros y en infinidad de encuentros folclóricos. Su valioso trabajo queda registrado para siempre en el archivo audiovisual de Fuerteventura y de Canarias.

Y si en el siglo pasado nació la Agrupación Folclórica de La Oliva, en el 2005 tuvimos la suerte de asistir, también en La Oliva, al nacimiento del grupo de música popular Tababaire, un grupo formado por más de 20 miembros, con excelente calidad y un largo repertorio de canciones populares. El nuevo y destacado grupo está dirigido por el músico Silvestre Ramírez Espinosa, hijo de Esteban Ramírez y nieto de Esteban Ramírez de León. Entre los músicos de Tababaire también destaca su hermano, Juan Isidro. Silvestre Ramírez, se ha implicado en la organización de otros grupos y ha colaborado en numerosos espectáculos musicales ligados al folclore. Actualmente da clases en el Conservatorio de Las Palmas como profesor superior de púa y en la asociación cultural Raíz del Pueblo, en La Oliva. En el año 2015, Silvestre Ramírez dirigió la grabación del CD Vivencias, promovida por esta asociación, en la que se recogen veinte canciones populares infantiles.

La Agrupación Folclórica de La Oliva y el grupo Tababaire merecen nuestro reconocimiento por su aportación al folclore y a la música popular. La estela familiar se prolonga y contribuye a enriquecer nuestra cultura popular. La Oliva y Fuerteventura están de enhorabuena, ojalá que el trabajo y la ilusión se extiendan en el tiempo muchos años más. Felicidades a todos por el excelente trabajo realizado.