Rompen a patadas y con piedras las cristaleras de comercios y viviendas en Fuerteventura