Blandura en la rosa del Taro, en el municipio de Puerto del Rosario. / Javier Melian / acfi Press

La Reserva de la Biosfera majorera se mide con Menorca e Ibiza

El estudio comparativo confirma que la pandemia disminuyó la presión sobre el entorno natural y las especies de las cuatro islas

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

La Consejería de Sostenibilidad Medioambiental y Reserva de la Biosfera del Cabildo ha participado en un estudio de comparación de la evolución social, económica y ambiental de Fuerteventura, Lanzarote, Menorca e Ibiza durante los últimos 20 años. Es la primera vez que se hace un esfuerzo conjunto entre reservas de la Biosfera de islas mediterráneas y atlánticas para evaluar tendencias de sostenibilidad.

Desde la Consejería de Sostenibilidad Medioambiental y la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura se destaca «el gran logro que supone que cuatro territorios analicen sus datos en conjunto, estableciendo criterios comunes para evaluar la sostenibilidad», según Lola García, consejera de área. Las cuatro islas presentan «un buen nivel general», que incluso se ha visto mejorado durante la pandemia, por la disminución de la presión sobre el entorno natural y las especies.

A pesar de estos buenos resultados generales, tanto Lola García como Tony Gallardo, gerente de la Reserva majorera, explicaron que «no se debe bajar la guardia», especialmente en lugares determinados que, por su atractivo, requieren que se redoblen los esfuerzos para su protección. La radiografía de las cuatro islas se ha desarrollado mediante indicadores conjuntos, como resultado de la colaboración entre el Cabildo de Fuerteventura, el Observatorio Socioambiental de Menorca (OBSAM), el Centro de Datos del Cabildo de Lanzarote y la Ibiza & Formentera Preservation. Asimismo, han participado la Reserva de Biosfera de Menorca y Lanzarote y el Institut Menorquí d'Estudis.

En términos generales, el crecimiento de la población está presente en los cuatro territorios, pero es especialmente marcado en Fuerteventura.