Barranco de Jaifa, en Puerto del Rosario, el 27 de enero. / J.MELIÁN

Radiografía de la (no) lluvia: el peor invierno en 30 años

Juan López, colaborador de la Aemet desde hace 40 años, apenas ha registrado 19 litros en estos meses en Agua de Bueyes. Las lluvias son pocas y no caen parejas

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

«Mientras que llovía por Puerto del Rosario, Tesjuate y Tetir, el resto de Fuerteventura ni una gota», se lamenta Juan López Alonso, colaborador de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) desde hace 40 años y otros como ayudante de su abuela, quien concluye que «no recuerdo un invierno tan malo como este en los últimos cuarenta años».

Desde octubre de 2021, cuando empezó a registrar en Agua de Bueyes las precipitaciones con su pluviómetro, hasta ahora el agua sobre la tierra majorera no llega a 19 litros por metro cuadrado en esta localidad de Antigua: el día 17 de enero, cayeron 12,4 litros; el 24 de enero, un litro; en noviembre, 3,9 durante todo el mes; y en octubre y diciembre, ni una sola gota.

«Es tremendo. No recuerdo nada igual. Y no es que no caiga agua para recargar los acuíferos, es que no cae ni para salir la hierba». A la escasez se añade que la lluvia es muy localizada -cayó sobre Puerto del Rosario, Tetir, Tesjuate y poco más- y no pareja, «lo que da mucho que pensar», concluye Juan López (Agua de Bueyes, Antigua, 1960) en el programa La Rosa de Fuerteventura, en Radio Sintonía.

El invierno pasado también fue seco, «pero, comparado con este año, hasta bueno fue porque sólo en enero cayeron 18 litros. Lo digo mejor: el invierno fue malo el año pasado, pero este año no tiene nombre».

Tantos inviernos de registro de las precipitaciones desde el municipio de Antigua daban a López que octubre y noviembre siempre eran lluviosos. Una regla que también ha saltado por los aires en los últimos años, más este invierno. La excepción a la sequía sempiterna hay que buscarla en 1990 cuando el barranco de Agua de Bueyes, desde el puente de la Constitución en diciembre hasta mayo, siempre tuvo agua.

Avenida marítima anegada en la capital, donde cayeron 17.7 litros por metro cuadrado en una mañana,. Las toallitas tiradas por el alcantarillado formaron un tapón en la parte baja. / javier melián / acfi press

De los caprichos de la lluvia sobre Fuerteventura dan idea los registros de otras estaciones meteorológicas en lo que va de invierno. Un poco más la norte de Agua de Bueyes, la estación meteorológica del aeropuerto de Fuerteventura recogió 7,7 litros por metro cuadrado el 27 de enero. Sin embargo, a pocos kilómetros, en Puerto del Rosario, llegaron a los 17,7 litros por metro cuadrado en la estación meteorológica instalada en el CEIP Agustín Millares Carló. Al norte majorero, en la estación de La Oliva, no llegaron ni a los cinco litros por metro cuadrado.

Y, por ahora, ese ha sido todo el invierno en Fuerteventura.