Punta de Jandía: humo, hierros calcinados y un camping regulado en proyecto