Concesionario con dependencias en varios puntos de Canarias. / CARRASCO

El parque móvil registra nuevo tope, camino de 100.000 vehículos en 2023

Al empezar agosto ya se sumaban casi 96.400 automóviles entre los seis municipios; con auge de 2.500 unidades en poco más de doce meses

L.S.R.J.

La recuperación económica de los últimos meses está teniendo incidencia directa en el sector de la automoción en todo el territorio majorero, a pesar del retraso de semanas o meses que hay que asumir cuando se compran nuevos vehículos. Oficialmente, según apunte la Dirección General de Tráfico, entre los seis municipios se cerró julio pasado con 96.380 automóviles dados de alta en el conjunto de la isla, valor nunca antes alcanzado en Fuerteventura, que supone superar en unas 2.500 unidades el registro que se daba a mediados del pasado año.

En consecuencia, de mantenerse la progresión, en función de cómo se desarrolle la invasión de Ucrania ordenada por Putin, hay opciones de rebasar la cota de los 100.000 vehículos en el transcurso del año venidero. Es decir, casi el doble del registro que se daba al inicio del siglo.

Para poner en dimensión, en 2011 se contaba con una suma de algo más de 71.000 vehículos, siendo en verano de 2016 cuando se rebasó la cota de las 80.000 unidades. Fue durante el transcurso de 2019 cuando se superó la barrera de los 90.000 automóviles en suelo majorero, con crecimiento moderado en meses posteriores, por los efectos de la pandemia sobre la economía.

Del global, en especial abundan los turismos, como en todo el resto del territorio nacional, con casi 57.800 unidades entre los seis ámbitos municipales. También son frecuentes los camiones y similares, con un registro global de más de 26.400 unidades. Además, se cuenta con casi 240 guaguas y con cerca de 7.200 motocicletas; correspondiendo el sobrante a otros tipos de vehículos. En el recuento global quedan al margen los ciclomotores.

Reparto por municipios

Puerto del Rosario es el territorio majorero con el parque móvil más significativo, en consonancia con su capitalidad, con la presencia de algo menos de 35.500 vehículos dados de alta al finalizar julio. El contrapunto es Betancuria, donde faltaba al empezar agosto un automóvil para alcanzar la simbólica barrera de las 1.000 unidades componiendo el parque móvil municipal.

La Oliva es el segundo principal foco de concentración de vehículos en la isla, con ya algo más de 21.300 unidades consideradas de alta; con Pájara a continuación, con una suma que ya supera la barrera de los 15.000 vehículos oficialmente asumidos en suelo sureño. En cuando a Tuineje y Antigua, el parque móvil oficialmente asumido por la DGT dispone la presencia de algo más de 13.450 vehículos en el primero de los ámbitos referidos y de cerca de 10.150 unidades en el segundo de los territorios.