Borrar
Lola García, tras la toma de posesión como presidenta del Cabildo de Fuerteventura, cargo al que accede por segunda vez. Javier Melián / Acfi Press

Lola García repite como presidenta majorera, pero con garantías de estabilidad

Cabildos ·

La nueva mandataria subrayó que «tenemos por delante cuatro años de dedicación plena a Fuerteventura y su gente»

Catalina García

Puerto del Rosario

Lunes, 26 de junio 2023, 12:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Por segunda vez en la historia del Cabildo de Fuerteventura, una mujer vuelve a tomar las riendas y lo hace con más garantías de estabilidad en base al pacto de Coalición Canaria (CC) con el PSOE. Lola García tomó posesión como presidenta y lo hizo dejando claro su objetivo de «trabajar con visión de futuro por las personas» que desgranó en priorizar la atención sociosanitaria de los mayores, mejorar los servicios sociales, avanzar en ordenación del territorio para tener vivienda e infraestructuras y, cómo no, «trabajar desde un gran pacto por el agua para solventar la situación de desabastecimiento que Fuerteventura ha venido sufriendo más que nunca».

La primera mandataria majorera, que paradójicamente pacta esta legislatura con el mismo PSOE de Blas Acosta que el mismo día de su primera investidura le anunció la moción de censura hace cuatro años, adelantó a la ciudadanía que «tenemos por delante cuatro años de dedicación plena a Fuerteventura y su gente». Esta promesa de esfuerzo de la nueva Corporación será «con diálogo y el máximo respeto a todos y todas» y «siempre dispuestos a escuchar al personal, que son el motor del Cabildo majorero».

Lola García, que sacó ocho consejeros en las elecciones que pactan ahora con los cinco del PSOE, se comprometió «a escuchar y ser sensibles con las necesidades de las personas. Trabajar sin descanso para mejorar las condiciones de vida de esta sociedad. A esforzarnos para que la Fuerteventura de dentro de cuatro años sea mejor, más atenta con las personas necesitadas, con los mayores, con los jóvenes. Esa es la isla que queremos».

Javier Melián / Acfi Press

En cuanto a su plan de trabajo, la nueva presidenta priorizó la atención sociosanitaria de los mayores para que haya residencias y centros de día en todos los municipios. «No puede ser que a día de hoy haya una decena de personas mayores en el Hospital de Fuerteventura porque no tienen familiares o no pueden hacerse cargo de ellos».

García también apuntó a tener planificación para mejorar los servicios sociales; avanzar en ordenación del territorio para tener vivienda, infraestructura «y un modelo de isla que haga compatible el desarrollo de las generaciones futuras con el uso y disfrute de nuestros valores naturales». Con respecto al turismo, la concibe «orientada al bienestar de los que aquí vivimos y que potencie el sector primario».

García, cuyo reto principal será la solución al problema del agua, tiene en la oposición a los cinco consejeros del PP, tres de NC (aunque suena la incorporación al pacto) y dos de AMF.

«Se acabó hablar tanto, vamos a trabajar» zanjó su discurso.

Javier Melián / Acfi Press

En el turno de palabra que la nueva primera mandataria dio a los cabezas de lista de los cuatro partidos, el socialista y vicepresidente Blas Acosta proclamó que es «el momento de Fuerteventura. Se ha perdido mucho tiempo en la legislatura anterior» y dando fe de que «apoyaremos con lealtad y fuerza la nueva mayoría porque los socialistas sabemos cumplir los pactos».

Desde las filas del PP, Jessica de León -con un pie en el Gobierno de Canarias como consejera de Turismo- se permitió un mensaje personal a la nueva presidenta: «Suerte, amiga Lola, ojalá nos volvamos a encontrar».

Javier
Imagen principal - Lola García repite como presidenta majorera, pero con garantías de estabilidad
Imagen secundaria 1 - Lola García repite como presidenta majorera, pero con garantías de estabilidad
Imagen secundaria 2 - Lola García repite como presidenta majorera, pero con garantías de estabilidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios