La lucha de las 400 familias del Oliva Beach, candidata al Premio de Turismo

El Cabildo de Fuerteventura eleva al Gobierno autónomo su propuesta de distinguir a la plataforma Salvar el Oliva Beach y al comité de empresa por su lucha en defensa de los empleos

Catalina García
CATALINA GARCÍA

Catalina García / Puerto del Rosario

La lucha de 400 familias que dependen de la obra de rehabilitación del hotel Oliva Beach, en Corralejo, opta al Premio de Turismo Islas Canarias 2020. La plataforma Salvar el Oliva Beach y el comité de empresa del establecimiento situado en el municipio de La Oliva son los candidatos que el Cabildo de Fuerteventura propone al Gobierno autónomo.

La candidatura se argumenta «por su excelencia turística y defensa de su empleos», detalla el presidente Blas Acosta. «Solicitamos que se reconozcan la defensa y el conjunto de movilizaciones llevadas a cabo por el comité de empresa y la plataforma Salvar el Oliva Beach para desbloquear la petición solicitada a las administraciones para la reforma del hotel y frenar un ERE inminente que pondría en peligro el trabajo de 400 empleados».

El Oliva Beach, perteneciente a la compañía hotelera Riu y ubicado a las puertas del parque natural de las dunas de Corralejo, ha dado trabajo a más de 400 familias a lo largo de 42 años, como subraya el Cabildo en su candidatura al Premio de Turismo Islas Canarias. Como trae a colación esta nominación, en 2017 se presentó una solicitud de reforma al Ministerio de Transición Ecológica para la mejora de las instalaciones, con el fin de adecuar su competencia, añadir una estrella y aumentar la cantidad de puestos de trabajo que posibilita.

En marzo de 2019, recuerda la primera institución majorera, la empresa informa a los trabajadores de que el Gobierno central no ha dado respuesta a la solicitud de reforma y se ve obligada a presentar un posible ERE masivo en el hotel, debido a la obsolescencia de las instalaciones y porque su turoperador principal le exige la competencia necesaria para la adecuada oferta a sus clientes.

En su lucha por desbloquear la petición solicitada a las administraciones y frenar este ERE inminente, el comité de empresa y Salvar el Oliva Beach llevaron su lucha ante varias administraciones. Los miembros de este colectivo se han reunido con representantes municipales, insulares, la Delegación del Gobierno en Fuerteventura, el Gobierno de Canarias, diputados y con la vicepresidenta del Gobierno estatal, Carmen Calvo.

Asimismo, continúa el Cabildo en su candidatura, se entrevistaron con diferentes colectivos, partidos políticos y personas interesadas en la causa con su consecuente apoyo. Los trabajadores del hotel han realizado numerosas concentraciones, manifestaciones en la Delegación del Gobierno en Fuerteventura, en la Delegación del Gobierno de Canarias (Las Palmas) y en el Ministerio de Transición Ecológica (Madrid), así como una manifestación de aproximadamente 1.500 personas en Corralejo.

Para el Cabildo de Fuerteventura, «es importante defender el derecho a poder rehabilitar este establecimiento y conservar los puestos de trabajo, así como reconocer la labor desarrollada por este colectivo». El presidente Blas Acosta valora «el incansable esfuerzo de dichos trabajadores y su seña de calidad inequívoca en pro de sus clientes además de sus puestos de trabajo».

La mayoría de estos casi 400 empleados tiene más de 20 y 30 años de antigüedad en el hotel inaugurado en 1977 a las puertas de lo que se catalogó en 1994 como parque natural de las dunas de Corralejo. La obra de modernización del establecimiento prevé una inversión de unos 40 millones de euros.