Toma de temperatura a los migrantes trasladados / J.Melián / Acfipress

El Gobierno traslada a 33 migrantes más al hotel de Corralejo

La Misión Cristiana Moderna, que ha acogido a unas 600 personas desde octubre de 2018, destaca que la nueva medida del Gobierno central produce un efecto llamada

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

El segundo traslado de ciudadanos subsaharianos desde la Misión Cristiana Moderna a un hotel de Corralejo se produjo ayer. Fueron 33 personas, -32 hombres y una mujer- que se suman a los 44 que, desde el lunes por la tarde, el Gobierno central acoge en un establecimiento turístico.

A pesar del rechazo del Ayuntamiento de La Oliva y de la patronal turística, el Gobierno central siguió ayer con el realojo de personas llegadas en patera en la isla en el hotel de cuatro estrellas de Corralejo. En estos momentos, y a la espera de que ingresen en la nave del queso para guardar cuarentena los 42 hombres, dos mujeres y un niño arribados ayer a Gran Tarajal, sólo quedan a cargo de la Misión Cristiana unas 60 personas, precisamente en la citada nave del queso y a la espera de que este sábado se cumpla la cuarentena.

El pastor Ángel Manuel Hernández responde con rapidez a la pregunta de cuándo empezó la acogida de estos ciudadanos en la Misión Cristiana en esta segunda oleada de la inmigración en Fuerteventura: el 18 de octubre de 2018. Desde entonces, han pasado unas 600 personas de origen subsahariano por las instalaciones de la iglesia y de la nave del queso, cuando empezaron a detectarse contagios de covid-19.

Cruz Roja también se ha ocupado de los migrantes durante esta segunda oleada: los hombres en el albergue juvenil de Tefía, cedido por el Cabildo; y las mujeres y los niños en pisos.

La propia Misión Cristiana Moderna se ha opuesto a la medida de acogida en hoteles emprendida por el Ministerio de Migraciones por los recelos que se pueden producir entre la ciudadanía y porque «tienen un claro efecto llamada en los países de donde proceden estas personas», a lo que se une el buen tiempo del mar en septiembre, cuando para el alisio.

Ya en clave política y desde Coalición Canaria (CC) en Fuerteventura se tacha de « sumisión y complicidad» la postura que mantiene el PSOE majorero ante «la desastrosa gestión» que el Gobierno viene desarrollando en materia de inmigración irregular. «Improvisaciones, falsos anuncios sobre medidas que no acaban de llegar y dejación de funciones es lo que caracteriza la labor de los socialistas majoreros. Desde antes de finalizar 2019 vienen prometiendo respuestas, pero ya estamos en septiembre y lejos de mejorar la situación está empeorando y provocando mucha incertidumbre entre la población», indica Mario Cabrera, secretario insular de AM-CC y parlamentario.