Así fue el desprendimiento en el Teide