Foto de archivo de una planta fotovoltaica. / C7

El Cabildo emite informe favorable a un nuevo parque solar de 11.760 placas

El proyecto de 4,5 megavatios de potencia se ubicará en Puerto del Rosario, en el entorno de la Cuesta de Perico y cerca de la subestación de Red Eléctrica, donde ya están autorizados dos parques fotovoltaicos más

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

El Cabildo de Fuerteventura ha emitido informe favorable a la declaración de interés público y social del parque solar Llanos de Muchichafe, en el municipio capitalino. El proyecto tendrá una potencia de 4,5 megavatios y constará de 11.760 placas fotovoltaicas.

Narita International Advisor SLU impulsa esta instalación fotovoltaica a implantar en el municipio de Puerto del Rosario, sobre 4,5 hectáreas que toma el nombre del paraje de Tefía donde hace ahora 50 años tuvo lugar la tragedia aérea de la Operación Maxorata 72. A pesar del nombres, el parque prevé instalarse en las inmediaciones de la Cuesta de Perico, cerca de la subestación de Red Eléctrica, donde ya están autorizados dos proyectos fotovoltaicos más.

La primera institución majorera emite un informe favorable a la declaración de interés público y social del parque. aunque condicionado a lo dispuesto en los informes de Carreteras, Patrimonio Cultural y la Viceconsejería de Infraestructuras y Transportes, «y en su caso a la supervisión por el Órgano Sustantivo si fuera necesario someter el proyecto a Evaluación de Impacto Ambiental».

Suelo rústico y suelo urbano

Según el Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura (PIOF), la parcela donde instalar el Llanos de Muchichafe se localiza en suelo rústico común, por lo tanto no es suelo ni de protección ambiental ni de protección agraria, mientras que su línea de evacuación discurre en parte por esta misma zona y en parte por suelos urbanos/urbanizables. En el rústico común, el parque fotovoltaico »no se encuentra expresamente prohibida por el planeamiento vigente».

En cuanto al informe del Servicio de Patrimonio Cultural del Cabildo, concluye que «revisados los Inventarios de Patrimonio Cultural, no se han identifican elementos culturales que puedan verse afectados por el proyecto». Ahora bien, en el caso de que aparecieran restos o vestigios arqueológicos en alguno de los trabajos previstos en el proyecto, «se deberá de paralizar de inmediato las obras y comunicarlo».