El presidente canario, Ángel Víctor Torres, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, explican los detalles de la subvención a las guaguas / acfi press

El Estado destinará 24 millones a cubrir el 50% de bonificación a las guaguas hasta diciembre

Torres insiste en que no hay agravio por la subvención del 100% a los trenes y señala que si es necesario, se prorrogará la medida

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, firmaron este lunes el protocolo de colaboración que permitirá una bonificación al precio de las guaguas en las islas del 50%, frente a los trenes de cercanías y media distancia en la península y Baleares que, según el real decreto ley convalidado en el Congreso la semana pasada, recibirán una subvención del 100%.

Torres señaló que en los cálculos máximos, la medida puede suponer una aportación de 24 millones parte del Gobierno central, que se añaden a los 170 millones que derivan cada año las distintas administraciones al transporte público en las islas, «lo que supone un gran esfuerzo en el mantenimiento y funcionamiento de estos servicios».

El presidente, que estuvo acompañado del consejero de Transportes, Sebastián Franquis, subrayó la importancia de este paso para paliar la inflación consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia e insistió en que las islas reciben más ayuda para el transporte en guagua y tranvía que otras comunidades, al elevarse del 30% al 50% la aportación estatal.

Insistió en valorar «el esfuerzo que hace el Ejecutivo español en este momento complicado para, aunando a todas las administraciones y esforzándonos todos en el bien común, responder a la inflación que sufren los europeos, españoles y canarios, tomar medidas coordinadas y llevarlas a la práctica de la mejor manera posible».

Tanto Torres como Franquis rechazaron que se produzca un agravio comparativo, como han denunciado no solo la oposición sino también los partidos que forman parte del Pacto de las Flores excepto el PSOE. Al respecto, explicó, en Canarias se bonifica en un 50% todo el transporte público existente (guaguas y tranvías), mientras que esos trenes representan en el territorio peninsular sólo el 10% del total de desplazamientos. El presidente no entiende que algunos partidos que reclaman la gratuidad total hayan votado junto a la derecha y la ultraderecha cuando la inflación afecta a toda la economía y a todos los sectores poblacionales, «por lo que es contradictorio».

Transporte gratis en La Palma desde el jueves

El Cabildo de La Palma completará la bonificación para los bonos de guaguas hasta la gratuidad en el transporte público de la isla desde este jueves 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre. Esta medida será aplicada a todos los usuarios que dispongan de bono de guaguas sin necesidad de ningún trámite, y generará un ahorro de hasta 100 euros. El presidente insular, Mariano Hernández Zapata, señaló que el objetivo es «facilitar la vida a los habitantes de la isla».

Esta bonificación se aplicará desde este mismo jueves y hasta el 31 de diciembre y, aunque espera que sean suficientes, no descarta su prórroga por parte del Gobierno central si es necesario pasado ese plazo. Torres insiste en que, si Canarias tuviera trenes de cercanía y media distancia, disfrutaría de un descuento del 100%, «pero no los tenemos y, por eso, planteamos que, ante las singularidades de las islas, había que recolocar los porcentajes según nuestro marco jurídico y fiscal del REF, subiéndolo del 30% al 50% para las guaguas y el tranvía del área metropolitana de Tenerife».

Torres advirtió de que estas medidas cambiarán los hábitos de transporte y pidió comprensión para los errores que pueda haber al principio, entre otras cosas por el gran volumen de viajes en guagua y tranvía que se producen en Canarias. Como ejemplo, indicó que «en el final de un año normal, como 2019, hubo más de 45 millones de viajeros. Los bonos bajan un 50% y esto hará que se use más el transporte público, que contamina menos y que conviene desde el punto de vista energético».

Aseguró que «siempre he defendido que haya trenes en Canarias, pues contaminan menos, y se puede pedir la gratuidad de todo, pero eso podría hacer que no tuviéramos el estado del bienestar actual. Lo que no es verdad es que haya un agravio comparativo».