Zifios en El Hierro. / Cabildo de el hierro

El Hierro, kilómetro cero de los zifios del corredor biológico mundial

La isla atesora, en sus 268 kilómetros cuadrados, paisajes naturales y una amplia representación de ecosistemas.

EUROPA PRESS Valverde (El Hierro)

La Reserva de la Biosfera El Hierro es desde el pasado jueves 'Kilómetro cero de los Zifios del corredor Biológico Mundial', iniciativa internacional que buscar ser un espacio de encuentro entre diferentes puntos de todo el planeta y desde el que surjan iniciativas de colaboración para la protección del medio ambiente y la preservación de la biodiversidad.

«Suscribimos nuestro apoyo a esta iniciativa que ayudará a tener un planeta mejor para las futuras generaciones protegiendo su medio ambiente y su biodiversidad», señala el presidente del Cabildo, Alpidio Armas.

La isla atesora, en sus 268 kilómetros cuadrados, paisajes naturales y una amplia representación de ecosistemas.

El valor de la biodiversidad herreña se refleja en las 3.100 especies de flora y fauna contabilizadas en la isla, de las que 729 son endémicas y en las que se incluyen además 110 endemismos insulares exclusivos, tal y como se recoge en la Lista del Proyecto Biota del Gobierno de Canarias.

La riqueza oceánica no es menor, y es que debido a la temperatura y calidad de sus aguas, el ecosistema marino de El Hierro alberga la biota con mayor afinidad tropical de Canarias, con comunidades marinas diversas y bien conservadas.

La función de refugio de sus aguas adquiere una dimensión especial en relación a los mamíferos y reptiles marinos, destacando su importancia para las comunidades de zifios, uno de los mamíferos más misteriosos del planeta y que se ha convertido en una de las especies emblemáticas de la isla.

Desde hace 20 años grupos de investigadores acuden a la isla para estudiar estas comunidades ya que El Hierro es un enclave excepcional como refugio y pueden ser estudiadas no sólo desde el mar, sino también desde la costa, algo que no es común en otros lugares.

Este nuevo nombramiento se une a los de Reserva de la Biosfera y Geoparque, ambos otorgados por la Unesco, y los tres refuerzan la imagen de El Hierro como territorio donde se ha decidido tomar el camino de la preservación de la naturaleza, la geología, los paisajes, la biodiversidad, la cultura, y el territorio en general, no solo en superficie, sino también bajo el agua.