El Gobierno idea un plan contra la erosión que provocó el fuego

El Gobierno canario, a través de Gesplan, invertirá 500.000 euros en una actuación de choque en las cumbres de San Mateo y Tejeda afectadas por el reciente incendio forestal para evitar que, dada la erosión de esos terrenos, las lluvias provoquen escorrentías y mayores daños medioambientales.

JESÚS QUESADA | / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Que el paisaje de cenizas, árboles caídos, piedras sueltas y tierras arrasadas que dejó atrás el incendio forestal que sufrió la cumbre a finales del pasado mes de septiembre no se desmorone y cause mayores daños medioambientales, debido a la actual erosión, con las primeras lluvias de entidad que se produzcan. Ese es el objetivo de la actuación de urgencia que el Gobierno de Canarias quiere acometer, mediante encomienda de gestión a la empresa pública Gesplan, en los terrenos de San Mateo y de Tejeda más afectados.

Así se lo trasladó ayer tarde el vicepresidente del Ejecutivo regional, Pablo Rodríguez, a los alcaldes de ambos municipios, Antonio Ortega y Francisco Perera, respectivamente, con los que se reunió para abordar esta actuación de choque, a la que las arcas autonómicas destinarán 500.000 euros, en principio, entre 2017 y 2018. Los alcaldes le comunicaron su temor a que las lluvias derrumben las casi 3.000 hectáreas calcinadas y le pidieron rapidez en los trabajos. Y que se contrate a desempleados de la zona para las cuadrillas.

Los dos primeros ediles también se comprometieron a cuantificar en las próximas 72 horas los daños materiales del fuego en bienes privados y públicos para trasladar esa estimación al Gobierno canario el próximo lunes para que se tenga en cuenta en el decreto de ayudas económicas que aprobará la Comunidad Autónoma. Al respecto, se apostó porque el recibo del IBI de las viviendas quemadas sea uno de los documentos válidos para recibir las ayudas.

Los primeros ediles propusieron también la creación de una red de depósitos de agua, específicos para la lucha contra el fuego, en terrenos municipales situados entre Llanos de La Pez y Monte Constantin.

Además, reclamaron que se hagan talas selectivas, a modo de cortafuegos, para que las llamas no lleguen a los núcleos de población y a las áreas recreativas de las cumbres.