Teror compra el pozo de agua de abasto de San Isidro

La adquisición de las acciones, por un importe de 450.000 euros, supondrá un ahorro para las arcas municipales en la compra de agua para los barrios de la zona alta de la villa.

CANARIAS7 / TEROR

El Ayuntamiento de Teror ha adquirido el 99% de las acciones del Pozo de San Isidro, convirtiéndose en propietario mayoritario de uno de los recursos hidráulicos del municipio que suministra agua de abasto a las zonas de San Isidro, Arbejales, Pinar de Ojeda, Espartero, Laurelar, Cuesta Falcón y parcialmente San José del Álamo. La compra de las acciones por valor de 450.000 euros supondrá un ahorro para las arcas municipales, que anualmente gasta en torno a los 60.000 euros en la compra de agua procedente precisamente de este pozo.

La adquisición de esta infraestructura por parte de la Concejalía de Recursos Hidráulicos, que dirige el edil Gonzalo Rosario, incluye además la casa de máquinas y otros anexos de la propiedad, disponiendo de unos 1.600 metros de tubería hasta la zona del barrio de Sagrado Corazón (Arbejales) y la servidumbre de paso por ocupación.

El pozo, situado en el barranco de San Isidro, tiene actualmente una producción diaria de unos 200 metros cúbicos. Hasta el momento, el Ayuntamiento de Teror compraba el agua, además de pagar a la Comunidad de Aguas de San Isidro un euro por hora de bombeo desde el punto de extracción hasta el depósito, situado a una cota superior del barrio de San Isidro, para abastecer a esta zona.

Garantizar el servicio

Gonzalo Rosario considera que «la compra del pozo de San Isidro es una inversión de futuro en el patrimonio hidráulico, que garantiza el servicio de abasto de agua, beneficiando especialmente a los barrios de la zona alta del municipio».

Por otra parte, el Ayuntamiento de Teror ha realizado una importante inversión en la creación del anillo hidráulico, conectando los depósitos de Lo Montero con El Álamo, El Hornillo, Fuente La Higuera y Los Sequeros a través de 7,2 kilómetros de tubería. La obra, con una inversión de 512.390 euros, mejora la distribución de agua de abasto a través de una red de transporte que permite la interconexión entre los diferentes depósitos, cuencas y la producción de recursos hídricos, a los efectos de nivelar y distribuir los recursos entre todas las zonas del municipio y posibilitar de esa forma una mejora global en el servicio al ciudadano. Por otra parte, este año el Ayuntamiento ha adquirido también acciones en la Comunidad de Regantes de Lo Blanco por valor de 50.000 euros, lo que lo han convertido en socio mayoritario.