El aloe vera canario alcanza prestigio internacional

El aloe vera es una planta usada como remedio natural para tratar problemas en la piel desde la antigüedad. La pulpa fresca de las hojas contiene vitaminas y minerales, que la convierten en un aliado de belleza y juventud.

MARTA PÉREZ / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El aloe vera canario, en su variedad Barbadensis Miller, es una planta originaria de la Antigua Arabia que crece de manera natural en las islas Canarias por sus características climáticas y geográficas. Sin embargo, los cultivos del archipiélago tienen una peculiaridad que los hace únicos, al crecer en tierra volcánica con un aporte extra de minerales.

Este es uno de los motivos que convierten al aloe vera canario en una categoría superior y que diferencian los cultivos canarios de otras zonas de producción, como Latinoamérica o Centroamérica.

El aloe vera contiene vitaminas del grupo A y del grupo B, B12, C y E, además de ácido fólico y calcio, magnesio, hierro, manganeso, potasio, sodio y zinc. Uno de los principales secretos de salud del aloe vera proviene de sus enzimas, saporinas y antraquinonas así como de sus aminoácidos, con 7 de los 8 considerados esenciales en el cuerpo humano y 20 de los 22 requeridos por el organismo.

El aloe vera tiene propiedades beneficiosas para la piel, como un gran regenerador celular para aliviar afecciones cutáneas, eccemas, rojeces, picor, hongos, quemaduras o sobreexposición solar al fomentar la reparación celular y la generación de colágeno. Estos beneficios lo convierten en una gran ayuda natural de estrías, acné, y problemas cutáneos como la dermatitis o la psoriasis y para pequeñas infecciones por su poder antiséptico, antiinflamatorio y desinfectante.

Salud desde el interior

Los beneficios para la piel son ampliamente conocidos, pero el aloe vera es un tratamiento natural eficaz también para el control de los azúcares, colesterol y para el exceso de químicos en sangre, además de un potente aliado contra las úlceras estomacales, problemas de acidez, estreñimiento e inflamaciones e irritaciones del tracto digestivo.

Además, su extra de nutrientes son un refuerzo al sistema inmune, que tiene una repercusión en la salud de encías, dientes, uñas y también para el cabello, ya que sirve de regulador de la caspa, descamación del cuero cabelludo y de la alopecia seborreica.

Una planta unida a las Islas Canarias

Curativa

A pesar de que el aloe vera es originario del norte y este de África y Arabia, su vínculo con Canarias figura en documentos antiguos anteriores a la conquista. Escritos egipcios como el papiro de Eberts del 1500a.C., griegos, árabes e incluso la Biblia hablan de la `sábila´ o la `pita´ como secreto de salud y belleza, y forma parte de la historia de las islas en la época de Cristóbal Colón. En sus libros de navegación, Colón apunta que de las islas se llevó consigo un número considerable de plantas de aloe vera, tras comprobar sus propiedades curativas para las quemaduras solares y su utilidad en los largos viajes en el mar para tratar las necesidades de sus tripulantes.

Líderes

Canarias es la primera región de Europa en producción de aloe vera y se cultiva principalmente en Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria por las peculiaridades de su suelo, con un nivel de acidez específico, fresco, profundos y que no soportan grandes lluvias. Actualmente, se destinan en las islas más de 150 hectáreas de tierra cultivable al cultivo natural del aloe vera, con una producción de más de 6 millones de kilos al año.