Diez playas salvajes de Gran Canaria

Aunque las bondades climatológicas de las islas permiten ir a la playa los 365 días al año, con la llegada de la primavera comienza la temporada de baño en Canarias. Recopilamos diez de la playas menos conocidas de Gran Canaria por su difícil acceso o por sus peculiares características. Casi salvajes, no son muy transitadas y viven fuera de foco, en segundo plano por los grandes y más conocidos arenales de la isla redonda como Las Canteras, Maspalomas, Amadores, Puerto Rico o la de Mogán. ¿En cuántas ha estado?

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

1. Güi Güi (La Aldea de San Nicolás)

En el suroeste de la isla, Güi Güi es silencio y anonimato. Un paraíso que impresiona por la pureza de sus aguas, en contraste con las pétreas paredes vigilantes que lo enmarcan y que forman parte del macizo volcánico más antiguo de la isla. Recientemente ha vuelto a la actualidad porque la parte privada está a la venta.

2. Guayedra (Agaete)

La playa de Guayedra es una pequeña cala de Agaete. Cerca del pueblo y puerto del municipio norteño, el barranco del mismo nombre que la playa contiene palmeras y otras plantas endémicas de la isla, que contrastan con el negro volcánico, los espectaculares acantilados y la vista del Teide.

3. San Agustín (Ingenio)

Esta pequeña cala está en el municipio de Ingenio, junto a la playa del Burrero por el sur y en la bahía de Gando. Solo se puede acceder a pie y no está condicionada por la mano del hombre. De aguas bravas, la quietud de su pequeño pero dorado arenal se ve alterado por los aviones que llegan o se van de la isla.

4. Aguadulce (Telde)

En Telde, junto a la más conocida cala de Tufia, se encuentra la playa también de arena rubia de Aguadulce. De fácil acceso a pie desde la carretera, esta pequeña playa no ha sido modificada por la mano del hombre. Con marea baja su arenal se amplía considerablemente.

5. Playa del Pirata (San Bartolomé de Tirajana)

Situada en San Agustín, perteneciente a playa del Águila, es la cala más grande de la zona. Lejos de la saturación y el bullicio de otras playas del sur más turísticas, se puede acceder a ella por la costa o por una pequeña escalinata desde Morro Besudo.

6. El Cabrón (Agüimes)

Paraíso para submarinistas, esta pequeña cala de Agüimes, al norte de Arinaga, es más conocida que el resto de playas que se describen en este artículo por su rica biodiversidad y encantos naturales. La carretera que lleva hasta El Cabrón no es apta para todos los vehículos. Pero vale la pena llegar para disfrutarla, sobre todo a partir de septiembre.

7. Tiritaña (Mogán)

Situada entre la punta de la Cruz de Piedra y la punta de los Medios Almudes en la costa suroeste de la isla, esta pequeña playa de arena y lajas se encuentra al final de un barranco estrecho. Para llegar hay que bajar caminando por una vereda no muy difícil. Se presta para hacer nudismo por ser poco transitada y muy tranquila.

8. Punta de Las Arenas (Artenara)

Pocos conocen que el municipio cumbrero de Artenara tiene salida al mar. En su costa tiene playas de callaos, arena negra de origen volcánico y arena rubia. Sin que esté condicionada por la mano del hombre, este rincón del norte de la isla destaca por su biodiversidad y endemismos únicos.

9. La Caleta (Agaete)

Otras de las pequeñas calas del norte de la isla, en la costa de Agaete. Playa de rocas con pequeñas superficies de arena, pocos conocen este paisaje petrificado rodeado por naturaleza salvaje. A solo un kilómetro del Puerto de las Nieves, se tiene que ir caminando porque no hay carreteras ni edificaciones.

10. Montaña La Arena (San Bartolomé de Tirajana)

Conocida por los que practican nudismo en el sur de la isla. Su nombre define perfectamente esta cala de difícil acceso en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. Sus bondades la han hecho famosa entre los grancanarios, pero eso no ha provocado hasta el momento que pierda su condición de costa salvaje.

*Bahía de Gando (Ingenio)

Situada junto al aeropuerto, entre Ojos de Garza y la mencionada cala de San Agustín, se encuentra esta playa de arena rubia a la que no se puede acceder al estar dentro de la base aérea militar de Gando. Cerrada a los ciudadanos, solo se abre a pruebas deportivas en contadas ocasiones.