Borrar
Última hora Basilio Valladares, Eduardo Aznar y Gonzalo González, Premios Canarias 2024
El vicepresidente y consejero Román Rodríguez, en la mañana de ayer ayer en su despacho en la capital grancanaria. JUAN CARLOS ALONSO

«El decreto de ayudas y la vacunación son los pilares para recuperar la economía»

Entrevista a román rodríguez ·

El día después de la aprobación, destaca la amplitud de sectores afectados, las cuantías de las ayudas y el peso de pymes y autónomos Román Rodríguez Vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos europeos

Francisco Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 6 de junio 2021, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

-Los 1.144 millones de euros para ayudas directas marcan, ahora sí, ¿el principio del fin de la crisis?

-Lo primero a destacar es que se trata de una cantidad muy importante: el 16% del total de los recursos, tres veces más de lo que nos hubiera correspondido por población y eso es producto de la negociación, de la presión y de la determinación del Gobierno de Canarias, y diría también de la comprensión del Gobierno de España. Y es un decreto que nos permite tener más autonomía que otros en el reparto y en el que las ayudas llegan a todos los sectores, exceptuando las entidades financieras y de seguros. Ampliamos por tanto la capacidad de beneficiarios, la intensidad es mayor que en otras autonomías, la cantidad también lo es, y, como tenemos información cualificada sobre nuestra estructura económica, hemos hecho una propuesta de convocatoria donde las pymes y autónomos se llevarán el 81% de las ayudas, y me refiero con ello a empresas con hasta 50 empleos. Este decreto de ayudas y la vacunación son los pilares para recuperar la economía. Y esto hay que unirlo a los ERTE y los créditos ICO. Con todo ello, en el último trimestre del año estaremos en condiciones de iniciar la recuperación de la actividad económica.

«Hemos establecido un procedimiento muy simplificado y tenemos este año para distribuir los recursos»

-¿La maquinaria de la Administración canaria está preparada para que esos 1.144 millones lleguen de manera rápida a las empresas?

-Hemos heredado una Administración descapitalizada y burocratizada, de manera que no es de recibo que vengan a exigir ahora soluciones mágicas los que nos dejaron esa situación. Estamos haciendo un gran esfuerzo para la agilización de la gestión y hemos recurrido a la externalización de una parte de esa gestión, a través de las cámaras de Comercio. El decreto ley se ha hecho a conciencia, con una veintena de borradores, armonizando la legislación española, canaria y comunitaria. Hemos establecido un procedimiento muy simplificado y tenemos este año para distribuir los recursos.

-Esos 20 borradores y el tiempo transcurrido desde que se sabía la cantidad asignada a Canarias ¿son fruto en parte de diferencias en los partidos del pacto regional sobre cómo articular las ayudas?

-Los partidos no han entrado a discutir este tema. Ha sido un asunto estrictamente de gestión, de adecuar las ayudas de Estado que se autorizaron a España y los reales decretos ley que regulan esas ayudas a la realidad de Canarias. No ha habido una sola discrepancia política. Esto ha estado en manos en todo momento de las áreas de Hacienda y Economía, alejadas de la contienda política. Hemos escuchado ideas y recomendaciones de los agentes económicos, pero sin injerencia de los partidos.

-¿Estas ayudas garantizan el empleo? Desde Comisiones Obreras ya se ha hecho alguna crítica en este sentido.

-Hay que recordar que los ERTE son el gran mecanismo de garantía del empleo frente a la crisis. Los ERTE representan 39.500 millones de euros desde marzo de 2020. Aquí las garantías están fijadas por decreto ley y son de obligado cumplimiento. Básicamente, las tres condiciones para las empresas son estar activas en junio del próximo año, no repartir dividendos en el año 21 y 22 y no subir salarios a sus directivos. Y también está el requisito, salvo en el caso de los autónomos sin empleados, a unas pérdidas de ingresos del 30% en 2020 en comparación con 2019. Nosotros lo que hemos hecho es aumentar los sectores que se benefician y elevar los topes. Pongo un ejemplo: una empresa que en Cataluña haya perdido diez millones, como tope puede recibir 200.000 euros, en Baleares 500.000 euros, mientras que en Canarias, aunque sea la misma empresa, puede recibir hasta cinco millones de euros si cumple los requisitos. Insisto en que hay que ver de forma combinada las tres grandes medidas: ERTE, créditos ICO y estas ayudas.

-¿Sigue pensando que es mejor este tipo de medidas que una bajada generalizada y acusada de la fiscalidad, como plantea la oposición?

-Estos defienden eso y más gasto, o sea, la cuadratura del círculo... Lo que no se puede es pedir 140.000 millones más de gasto, que se ha hecho, decir que les parece poco, criticar el endeudamiento, que es lo que posibilita ese gasto adicional, y además hablar de reducir la fiscalidad. Las administraciones públicas también ha acusado el impacto de la crisis: nosotros en 2020 dejamos de ingresar 650 millones de euros, pero gastamos 560 millones más en Sanidad y unos 112 millones más en Educación. En esta ocasión, frente a la crisis que manejó la derecha, ha habido una respuesta anticíclica, expansiva, y ahora no ha habido ni hombres de negro, ni prima de riesgo disparada, ni desahucios masivos... A día de hoy, la Comunidad Autónoma dispone para este año de 10.500 millones de euros, que es el 25% del PIB. Es una situación afortunada, pero evidentemente hay que decir que es algo excepcional ante la crisis. Somos partidarios de no tocar la fiscalidad, ni al alza ni a la baja; el Gobierno de España tiene otra estrategia a medio plazo, y es respetable. Lo que hay poner en valor es que los servicios públicos han crecido en Canarias más que nunca para dar respuesta a la crisis.

-Tenemos la mirada puesta en la vuelta del turismo, deseando que el Reino Unido nos ponga en la lista verde. ¿Nos estamos olvidando ya de que hace unos meses hablábamos de la necesidad de diversificar la economía, que es por dónde caminan los fondos comunitarios?

-Hay un mito que dice que es fácil cambiar de modelo productivo, y otra cosa es perfeccionar un modelo productivo. Diversificar quiere decir que las actividades de las que depende tu economía sean distintas, mientras que perfeccionar un sistema económico, sea cual sea tu actividad, es un reto permanente, que pasa por hacerlo más sostenible. En los últimos 20 años no solo no hemos aumentado la diversificación, sino que se ha concentrado más que nunca en el binomio turismo-construcción. Y en ese periodo hay un elemento que no se menciona pero que también influye: el crecimiento poblacional fue más del doble de la media de España. No es fácil diversificar la economía y hay que aprovechar los fondos europeos para hacer nuestro sistema más sostenible, para descarbonizar, para que no sea solo turismo de sol y playa... pero no podemos pensar que de repente vayamos a ponernos a fabricar coches en Canarias.

-¿De verdad caben más actividades en el tejido productivo canario?

-Ahí tenemos el cine, la industria audiovisual. Y en ese punto tenemos un conflicto porque nos han quitado el diferencial fiscal, que es vital para genera un nuevo espacio de negocio, con empleo cualificado. Es evidente que la economía vinculada a las energías limpias o el mar como fuente de conocimiento, investigación y negocio también son campos en los que profundizar. También es evidente que hay que proteger al sector primario para fomentar el autoconsumo. Pero es difícil pensar a corto plazo en una actividad que supere al turismo; lo que hay que hacer con el turismo es hacerlo sostenible, cualificarlo y diversificarlo. Y, por cierto, en esos 20 años no hemos bajado de una exclusión social en torno al 35% de la población; lo que ha hecho la pandemia es agravar la pérdida de riqueza, de empleo y el empobrecimiento de los sectores más débiles.

-¿Le preocupa que una posible remodelación del Gobierno central que parece que está en puertas haga cambiar esa hoja de ruta en cuanto a la respuesta a la crisis?

-No, no. Siempre tenemos que tener la guardia alta frente a los poderes centrales y de la UE, y si me apura, más frente a los poderes centrales, que son menos comprensivos frente a nuestras singularidades como región ultraperiférica. Con el Gobierno central hay que estar siempre con esa guardia alta, mande quien mande. Yo, que tengo algunos trienios en esto, y he visto gobiernos de todos los colores, lo tengo claro. Pero la clave aquí está en el presidente del Gobierno y en el partido que lo sustenta. Hemos tenido un trato razonable, yo diría que justo, en financiación autonómica y en los recursos adicionales ante el impacto de la crisis sanitaria, pero hemos tenido severas divergencias en el tema migratoria. Y ahí Canarias se ha enfadado mucho. O en los temas del REF, porque cuesta que lo acepten y que lo respeten, y el ejemplo es lo que ha pasado con el sector del cine. Lo importante es estar organizados aquí y allí, estar atentos, negociar sin levantarnos de la mesa... porque algunos se levantan en función del color del Gobierno.

-¿La salida de Pablo Iglesias del Gobierno y también del liderazgo de Podemos está facilitando el diálogo entre los gobiernos canario y central? Lo digo porque esta semana ha venido de visita la ministra Yolanda Díaz, teórica sucesora de Iglesias al frente de Podemos.

-No creo que haya tenido mucha importancia, porque también hay que decir que el peso de Unidas Podemos en el Gobierno es relativo. Yo no he conocido al señor Iglesias y con la ministra he tenido la oportunidad de estar y hablar dos veces y me parece una persona con una visión, una determinación y un estilo diferentes al que yo percibía con Iglesias. Me parece muy competente, dialécticamente buena, empática y capaz de interpretar bien la realidad canaria. Quizás influye que también tenga un origen periférico y distinto, pues procede de Galicia. Creo que va a facilitar el entendimiento entre los dos gobiernos.

-El 4 de mayo se produce la victoria arrolladora del PP en Madrid. ¿Es el inicio del fin de ciclo de Pedro Sánchez?

-No. La política es compleja y no hay que interpretarla a volantazos. Tres meses antes en Cataluña, el PP sacó tres diputados y el PSOE ganó las elecciones. ¿Podíamos entonces haber concluido que desaparecía el PP? Pues no. Creo que los dos grandes partidos se debilitaron mucho en la crisis anterior, y estos años han puesto a prueba la solidez de las alternativas que aparecieron por la derecha y por la izquierda. Y también se han debilitado. Esto demuestra lo difícil y complejo que es la política. Creo que hay cierto resurgir del bipartidismo. Habrá que ver cómo resuelve el PP también su particular sucesión de escándalos judiciales.

-¿Le ve capacidad de resurrección a Ciudadanos?

-No. Perdió su oportunidad. No digo que no pueda sacar media docena de diputados pero creo que ha perdido su espacio y que no podrá ni determinar las mayorías.

-¿Qué opina sobre los indultos a los condenados por el 'procés'?

-Los indultos son un prerrogativa del Gobierno de España, perfectamente constitucional y que debe manejar el Gobierno en función de las circunstancias. Tengo la impresión de que la pretensión no es tanto favorecer a los condenados sino generar condiciones de diálogo con la sociedad catalana. Todos los mecanismos de distensión que sean constitucionales y legales creo que son inteligentes. Conviene recordar que ha habido indultos a gente que intentó un golpe de Estado, a gente con las manos manchadas de sangre, y bastantes a los que roban. Sánchez tendrá que hacerlo explicándolo y de acuerdo con la legalidad.

-¿Cómo valora la crisis con Marruecos? ¿Se equivocó el Gobierno de España?, ¿Marruecos está chantajeando o las dos cosas al mismo tiempo?

-Los que hemos seguido las relaciones entre los dos países y sabemos lo que significa el asunto del Sáhara, teníamos claro que detrás de esta crisis no está la acogida humanitaria al líder del Polisario. Eso era un pretexto; algunos de nuestros dirigentes lo ha estado diciendo de manera reiterada y ahora se ha visto. Lo que Marruecos pretende es anexionarse ahora el Sáhara, después Ceuta y Melilla y dentro de unas generaciones también Canarias. Ese afán expansionista no es nuevo. No hay sino que remitirse a las declaraciones de los líderes de los diferentes partidos marroquíes y del propio rey. El fondo de este conflicto es, envalentonado Marruecos con el reconocimiento que hizo Donald Trump, el rey de Marruecos pensó que era fácil que Europa siguiera esa senda. ¿Qué pretende Marruecos? Saltarse la legalidad y presionar, realizar un chantaje, y esto del chantaje se lo he escuchado ya a casi todo el mundo. Lo que me ha sorprendido es que la derecha, una vez más, haga político de todo y también de esto.

«El señor Clavijo es uno de los chicos de los recados de Génova 13»

- El Gobierno canario cumple en breve dos años. ¿Hay pacto hasta el final de la legislatura?

- Siempre lo he dicho. Conformamos en su día una mayoría nueva, con perfil progresista, asumiendo que los cambios profundos son lentos. Cierto es que hemos tenido más distorsiones de las esperadas, desde incendios a calima y, por supuesto, la crisis sanitaria. Es muy difícil articular otra mayoría, y hace poco lo hemos visto en el Parlamento en la votación para la Junta de Control de RTVC.

- Pero que haya votaciones donde los cuatro partidos no votan lo mismo, ¿no revela una debilidad del pacto?

- El pacto obtuvo 36 votos... el problema hay que preguntárselo a Coalición, que es la fuerza que armó el lío y que perdió: ¿qué pasó con sus votos? La oposición está descabezada; se encuentra en esa lógica de 'cuanto peor, mejor'. Influye mucho un líder ausente del Parlamento, que prefirió resolver sus asuntos personales en Madrid en lugar de quedarse aquí, y eso puede ser hasta legítimo. Pero tengo la sensación de que se ha convertido el señor Clavijo en uno de los chicos de los recados de Génova 13, con declaraciones y actuaciones muy parecidas e incluso subordinadas a las del PP nacional. No hay posibilidad de una mayoría para sustituir a la que conformó el actual Gobierno de Canarias. Pero también digo que NC va a mantener con firmeza la defensa del REF, y no vamos a aceptar pasos atrás. Y el que no entienda esto, que se ponga a estudiarlo. O con el tema migratorio, donde ha habido momentos tensos, y no es razonable que no atiendan lo que llevamos tiempo planteando con los menores migrantes acogidos, y ahora parezca que solo se preocupan por lo que ha pasado con menores en Ceuta. El presidente en todas estas cuestiones ha dado la cara y ahí están sus intervenciones, y me constan duras discusiones con el Gobierno de España, porque es su deber.

- Después de lo que acaba de decir sobre Clavijo y CC, ¿mantiene NC el acuerdo con el que concurrió con CC a las elecciones?

- Sí. Soy partidario de mantener los acuerdos y solo revisarlos si se produce una crisis. Los acuerdos se deben cumplir siempre.

- ¿Incluido que Quevedo deje el escaño?

- Sí, sí. Lo que se firma, se firma para cumplir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios