En las instalaciones de Infecar, el presidente Torres, Conrado Domínguez y Blas Trujillo, en una imagen de enero de 2022. / juan carlos alonso

Caso Mascarillas: Domínguez, al comisionista: «Es una estafa en toda regla»

El director del SCS definió como delictiva la actuación del caso Mascarillas pero no fue al juzgado

FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

«Sé que están con temas de embargo porque es una estafa en toda regla». «Ya, pero esto es dinero público y ya sabes, con la que está cayendo». Esos dos mensajes los escribió Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de Salud (SCS), en abril de este año y los mandó a través de WhatsApp a Samuel Machín, que hizo de intermediario, a cambio de una comisión pactada en contrato, en el llamado caso Mascarillas.

Esa conversación, a las que ha accedido este periódico, forma parte de las diligencias que el fiscal Anticorrupción aportó al juzgado al presentar la querella por presunta prevaricación administrativa, tráfico de influencias, estafa agravada y blanqueo de capitales.

Los dos primeros delitos se atribuyen a Conrado Domínguez y la que fuera directora general de Recursos Económicos de Sanidad, Ana María Pérez. En cuanto a los otros dos, el presunto autor sería Rayco González, administrador único de RR7, la empresa de compraventa de coches que recibió 4 millones de euros de Sanidad por la compra de un millón de mascarillas, material que nunca fue entregado.

La conversación tiene lugar el 19 de abril de este año. Conrado Domínguez está al tanto de que hay una investigación por ese contrato y Samuel le llama para ver si hay novedades. El diálogo, aportado por Samuel Machín al fiscal, es el siguiente:

-Samuel M.: Hola, míster, buenas tardes. ¿Cómo estás?

-Conrado D.: Aquí vamos.

-Samuel M.: Oye, ¿no se sabe nada al respecto?

-Conrado D.: Está embargado.

-Samuel M.: O sea, ¿no llaman para juicio ni nada? ¿Quién?

-Conrado D.: Sí, para eso también. Es que hay 4 millones de euros dando vueltas.

-Samuel M.: ¿Pero no llaman para nada? Yo sigo esperando que esto se aclare, míster... yo estuve año y medio trabajando a capa y espada y no vi ni un euro, vamos.

-Conrado D.: Pero llamarán, están investigando. Todo hasta donde yo sé.

-Samuel M.: Espero que así sea, vamos.

-Conrado D.: Sé que están con temas de embargo porque es una estafa en toda regla.

Samuel M.: Yo he sido el primer estafado entonces porque ni el contrato de comisiones se me firmó. Y la verdad, me gustaría que se hiciese justicia.

-Conrado D.: Ya, pero esto es dinero público y ya sabes, con la que está cayendo.

-Samuel M.: Sí, claro que lo sé míster.

Pese a afirmar que «es una estafa en toda regla», ni el director del Servicio Canario de Salud ni otra instancia del Gobierno de Canarias acudió al juzgado a denunciar los hechos. Se inició un procedimiento de apremio a través de la Agencia Tributaria que tampoco dio resultado. El Ejecutivo solo acudió a la Fiscalía en junio de este año, cuando este periódico había desvelado que había una investigación de la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Judicial.

Esa no fue la primera conversación entre ambos en la que Conrado Domínguez trasladaal comisionista información sobre la investigación en marcha. El 15 de diciembre, Conrado Domínguez le dice a Samuel Machín que «hasta dando la cara se podría reorientar» el asunto, para luego añadir también vía WhatsApp: «A ver, porque me recomendaron no tener comunicaciones. Pero yo no puedo no hacerlo, por lo menos contigo. Pero por el importe hablamos de cárcel. Ya te digo que me llamó la GC [Guardia Civil] y salí malo del cuartel. No te extrañe que estén grabándonos».

Tampoco en ese momento el director del Servicio Canario de Salud acudió al juzgado. Y eso pese a que añadió los siguientes comentarios: «Yo sé, y lo diré donde sea, que tú siempre has dado la cara pero la responsabilidad es solidaria». Luego agregó: «Hacienda va a cobrar todo y va a ir contra los tres y lo que tengan», para luego apostillar: «Deberías localizar a Rayco y hablar con él porque va a arrastrar a todos». Y sobre el administrador de RR7, Conrado Domínguez afirma: «Incluso si da la cara nosotros no vamos a hacer nada para joder, pero sin cara, empieza a actuar la Guardia Civil y la Policía Nacional».

Samuel Machín, pieza clave en las negociaciones

Samuel Machín deberá comparecer en el juzgado en calidad de testigo. Así lo pidió el Fiscal Anticorrupción en la querella presentada por el caso Mascarillas. Machín ya lo hizo ante el fiscal Javier Ródenas en el marco de las diligencias abiertas en abril de este año. Además, aportó las decenas de mensajes que intercambió con Conrado Domínguez y Ana María Pérez, desde que se conocieron hasta que negociaron las alegaciones para 'reactivar' el contrato extinguido y entregar 1,2 millones de mascarillas FPP2 en lugar de las FPP3 iniciales.