Campanadas con un político incluido

Fin de año televisivo. Mediaset (Telecinco y Cuatro) se volcó en la promoción de Gran Canaria, con patrocinio del Cabildo y con Sandra Barneda y Christian Gálvez como presentadores

N. SOLO

En las campanadas televisivas el vestido de Cristina Pedroche es ya un clásico, mientras que a escala canaria lo son Roberto Herrera en TVE-C y Eloísa González en Televisión Canaria. Si fuera el baile de la silla, los dos tienen asiento asegurado en las islas. Pero esta vez hubo sorpresa: unas campanadas de ámbito nacional emitidas desde el archipiélago y por partida doble (horario peninsular y horario canario) y, de repente, un político que se ve que aspira a tronista de Telecinco, tertuliano de 'Sálvame' o invitado en 'La isla de las tentaciones'.

Despejada la incógnita del traje de Pedroche, que en las redes sociales muchos compararon primero con un edredón y luego con un delantal, quedaba por ver cómo respondía el trío elegido por Televisión Canaria. Eloísa González es un valor seguro porque se sabe ya cuartos y campanadas de todo tipo mientras que sus acompañantes parecían 'acongojados'. Y en cuanto al vestuario, el negro de ellas resultó un poco apagado comparado con el blanco de otras presentadoras.

Porque de Blanco fue Ana Guerra con Roberto Herrera en TVE-C, una pareja que no pudo hacer mucho más en una retransmisión concebida para que haya público.

Eloísa González y Roberto Herrera son dos valores seguros. La sorpresa llegó de la mano de Sandra Barneda y Christian Gálvez desde Las Canteras

Y llega entonces Telecinco y da la campanada colocando el nombre de Gran Canaria en los hogares que sintonizaron con esa cadena. Desde el exterior del auditorio Alfredo Kraus, Sandra Barneda y Christian Gálvez hicieron una promoción impagable (en este caso, bien pagada) de la isla. Gran Canaria entró por los ojos y los oídos de los espectadores, con elogios de la pareja presentadora y vídeos turísticos. Barneda, también de blanco, le puso emoción, pero la justa, a sabiendas de que la palma en eso se lo llevaba Ana Obregón en TVE. La retransmisión contó con los servicios técnicos de Videoreport Canarias y ni el ligero viento ni el riesgo de lluvia débil fueron impedimento para una puesta en escena espectacular.

Lo que sorprendió fue ver a Carlos Álamo, consejero de Turismo del Cabildo grancanario por el tercio socialista, en el escena. Fue como si quisiera emular a Dani Calero o a Chicote porque de otra forma no se explica. Debe ser que pensó que, ya que pagaba la promoción, tenía derecho a sentarse en la mesa. Como la peladilla que siempre está y nadie se come.