Imagen del muelle de Arguineguín en Gran Canaria. / c7

La alcaldesa de Mogán propone que las pateras lleguen al Puerto de Arinaga y no al de Arguineguín

Bueno hizo especial hincapié en que el Muelle de Arinaga pertenece al Estado y que está aislado, por lo que se preservaría la intimidad de los migrantes nada más llegar a tierra.

EUROPA PRESS Las Palmas de Gran Canaria

La alcaldesa del municipio turístico de Mogán (Gran Canaria), por ser el primero de titularidad estatal y estar aislado -el de Mogán está a 200 metros de zonas residenciales-, lo que, dijo, ofrece a los migrantes una mayor «intimidad» por estar lejos de las cámaras cuando arriban.

En declaraciones a La Mañana de COPE Gran Canaria, presentado por Javier Benítez, y recogidas por Europa Press, la primera edil ha entendido que se debería abrir el debate de cambiar de muelle.

«El Muelle de Arguineguín siempre ha sido el punto de encuentro de la Salvamar -recordó-, está a 200 metros de zonas residenciales, es un muelle pesquero con una actividad económica importante y tiene un restaurante. Es un lugar en el que los turistas alquilan barcos turísticos para visitar la costa sur de Gran Canaria».

Por estos motivos, Bueno ha observado que el muelle perteneciente a su municipio no es el mejor lugar para llevar a las embarcaciones irregulares, por lo que indicó que habría que plantearse si este puerto debería ser la referencia para que sigan llegando las pateras «cuando hay ya un repunte turístico».

«Mi propuesta es que ya que la logística es la que hace que la Salvamar y la Guardamar arriben a Arguineguín para darles los primeros auxilios a los migrantes y llevárselos después en guaguas, quizás el planteamiento tendría que ser si el muelle para ello tendría que ser Arinaga«, aseveró.

Bueno hizo especial hincapié en que el Muelle de Arinaga pertenece al Estado y que está aislado, por lo que se preservaría la intimidad de los migrantes nada más llegar a tierra. «Lo que peor que se puede hacer es que lleguen y estén todo el día expuestos a la opinión pública, a las cámara y a las fotos», concluyó.