Unos turistas contemplan la fajana desde el puerto de Tazacorte. / EFE

Una agencia tinerfeña ofrece viajes relámpago para ver el volcán

EFE Santa Cruz de La Palma

Mientras unos miran con horror el monstruo que ha devorado sus sueños, otros desean ir al Valle de Aridane para contemplar el brutal espectáculo de la naturaleza.

Esas últimas personas son el público objetivo de una agencia de viajes ha comenzado a organizar excursiones de ida y vuelta en el día a La Palma con turistas europeos que pasan estos días sus vacaciones en Tenerife, en las que uno los atractivos principales es ver el volcán que lleva diecinueve días en erupción.

«Es la primera vez que veo un volcán... y posiblemente será la última. No es fácil si vives como yo en Bélgica. Es una oportunidad única», relató uno los turistas de la excursión, en el exterior de la iglesia de Tajuya, a poco más de tres kilómetros de volcán, en la zona considerada segura.

El viaje está coordinado por la empresa GetHoliday, cuyo directivo y guía profesional, Basso Lanzone, dice que pretende ayudar a los vecinos que están sufriendo las consecuencias de la erupción. Todos los beneficios de la iniciativa, afirma, serán donados a los damnificados de La Palma.

Los participantes miran asombrados el volcán, que estos días está menos explosivo de lo habitual. «Te das cuenta de lo pequeños que somos y de lo poderosa que puede ser la naturaleza», dice el viajero belga antes de precisar que es muy consciente de que la lava ha destruido centenares de casas y de fincas de cultivo.

Otra de las participantes en la excursión, Valentina, de Alicante, corrobora que han viajado a La Palma «a ver el volcán». «Es un espectáculo de la naturaleza que hay que contemplar, aunque sea de lejos. Sé que es una desgracia para la isla, pero como fenómeno de la naturaleza es un espectáculo», apunta.