Labioplastia

La labioplastia es la reina de las cirugías íntimas, y cada vez son mas las mujeres que se lanzan a esta intervención que ofrece magníficos resultados, siempre y cuando la misma sea practicada por un médico idóneo y en las condiciones adecuadas.

Hoy en día, cada vez importa más la estética, y por regla general, son las mujeres las que más se preocupan por este aspecto, siendo un tema de conversación habitual entre ellas. En los últimos años la preocupación por las zonas íntimas ha ido en aumento, y las mujeres quieren tener su vagina lo más estética posible. Ante esta necesidad, nace la labioplastia. Este proceso consiste en una cirugía menor que se puede catalogar dentro de la denominada cirugía íntima y permite intervenir los labios de los genitales femeninos con el fin de lograr satisfacer las necesidades de la paciente.

El parto, el proceso de envejecimiento y los efectos de la gravedad pueden distorsionar la belleza natural de los genitales femeninos, incluyendo los labios mayores, el perineo y los labios menores. Los labios menores muy alargados pueden interferir con el ejercicio y las relaciones. También puede causar ciertos tipos de vergüenza a la mujer al utilizar trajes de baño, pantalones ceñidos o leggins, que pueden llegar a llamar la atención. Con el tiempo, los labios pueden relajarse y hundirse, empeorando aún mas la forma de los mismos, mientras que el perineo puede mostrar signos de cicatrización o desgarro después del parto.

Estas intervenciones están demandadas por mujeres de todas las edades, que pueden ver en la labioplastia una solución a sus problemas más íntimos devolviéndoles su confianza y autoestima.

Existen dos tipos de intervenciones dentro de la labioplastia:

- Reducción de labios menores: Con el paso del tiempo los labios menores han ido perdiendo su forma y volumen habituales, y se procede a devolverlos a su tamaño de origen con el fin de recuperar su componente estético.

- Aumento de labios mayores: En estos casos se procede a inyectar acido hialurónico o grasa con el fin de que aumenten su tamaño, y al igual que todos los tratamientos estéticos, mejorar su aspecto.

A pesar de que es un proceso estético, también trae consigo una serie de beneficios de los que se habla mucho entre las mujeres que recibieron el proceso. Algunas mujeres afirman que han logrado percibir un aumento en la sensibilidad durante las relaciones y otras opinan que este procedimiento mejora la calidad de vida de la mujer en los aspectos sociales y personales.

¿Existe algún riesgo en una labioplastia? Toda vez que una persona sea sometida a un proceso quirúrgico esta siempre estará sometiendo a riesgos. En este caso, la labioplastia no es la excepción. Los riesgos comunes en prácticas quirúrgicas que se pueden mencionar son: complicaciones por sangrado abundante, anestesia, infecciones y cicatrización. El cirujano le explicará a la paciente todos los cuidados necesarios que se deberán tomar, para garantizar la buena salud del mismo al finalizar el proceso de recuperación.

Afortunadamente el porcentaje de éxito en este tipo de procesos es significativamente alto, siempre y cuando el mismo sea practicado por un médico idóneo y en las condiciones adecuadas.

¿Es realmente efectiva y merece la pena la labioplastia? La respuesta es un sí rotundo. Infinidad de mujeres llevan a cabo esta intervención todos los días, y tras la recuperación, afirman que no solo su vida sexual ha cambiado, sino que afrontan su día a día con otra perspectiva. Están seguras de si mismas, y además, contentas con su cuerpo, incluso en las zonas más comprometidas por la edad.

En definitiva, la labioplastia es la reina de las cirugías íntimas, y cada vez son más las mujeres que se lanzan a esta intervención que ofrece magníficos resultados. Dejar atrás la vergüenza y los miedos, y acudir a la consulta de un especialista con la finalidad de despejar todas las dudas que se tengan acerca de la intervención y conocer tanto el tratamiento más adecuado a su problema, como los resultados esperados, seguro que logran animarse y asumir que es posible mejorar la estética de la zona íntima con una cirugía que cada día es más común en nuestra sociedad.

* El doctor Ramón Santana es miembro de la Sociedad Europea de Ginecología Estética y ha participado en varios cursos impartidos por afamados especialistas internacionales en estos temas