Un fotograma de la serie.

'Yellowjackets' es adictiva y perturbadora

Con un reparto coral de escándalo se presenta una de las revelaciones del momento, una serie repleta que sorpresas que transcurre en los años 90 y en la época actual. Recuerda a 'Lost', para bien, y a muchas cosas más, con una personalidad propia que engancha

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Lo importante de una serie es disfrutar con el viaje y no quedarse únicamente con el souvenir que luce en alguna estantería de tu mente al llegar al destino. Grandes títulos de la historia de la televisión han tenido desenlaces insatisfactorios para el grueso del público, lo que no quita que sean producciones de culto que engancharon a la audiencia y pertenecen a la memoria emocional de numerosos espectadores cuya pasión no se vio mermada por un «the end» que no cumplió con las expectativas. Un ejemplo es 'Lost', un fenómeno quizás irrepetible que entronca con 'Yellowjackets', una de las sorpresas del momento. De entrada, comparten alguna línea argumental, en ambas propuestas hay un accidente de avión que deja a un grupo de gente indefensa, aislada en un lugar remoto repleto de misterios. Un punto de partida que otros lanzamientos, como la horripilante 'The I-Land' o la contenida 'The Wilds', no supieron aprovechar. En cambio, el estreno protagonista de estas líneas, apadrinado por Showtime, disponible en Movistar Plus+, aprovecha esta premisa para añadir otras sugestivas influencias y generar un relato propio, repleto de recovecos, que apunta claramente al 'El señor de las moscas' y lapida, una vez más, el gran sueño americano mientras describe lo infernal que puede llegar a ser la adolescencia y el paso a la edad adulta.

Un fotograma de la serie.

La primera temporada de 'Yellowjackets' consta de diez capítulos, ya disponibles en la plataforma. Confirmada su segunda sesión, alterna dos tiempos en su estructura narrativa, los años 90 y la época actual, con las mismas protagonistas en dos momentos vitales distintos. Las componentes de un equipo femenino de fútbol viajan para afrontar un partido crucial lejos de casa. Al fallar el avión, las jóvenes deportistas, cada una con su personalidad, acaban tiradas en medio de un bosque frondoso que les atrapa sin remedio. Mientras esta trama transcurre en los 90, realizando un retrato interesante de aquellos años que ahora son tendencia, como 'Stranger Things' apostando por los 80, en el presente los personajes principales, ya mujeres con sus respectivas familas, llevan a cuestas el trauma de aquella tragedia de la que no pudieron salvarse todas las víctimas del accidente aéreo. No se sabe bien qué pasó realmente en la oscura aventura -19 meses desaparecidas-, vamos obteniendo información poco a poco frente a la pantalla, pero por cada puerta que se cierra, se abren varias. La serie plantea un fascinante rompecabezas que no para de crecer. Los secretos fluyen, con algún giro inesperado, de esos que te hacen saltar del sofá. Algunos episodios centrales, de clara transición, lastran la acción hasta la explosión final, pero la excursión sigue siendo sensacional.

Vuelven los noventa

La banda sonora, con temazos de los años 90 (Dinosaur Jr., Hole, Peaches, The Smashing Pumpkins, Alanis Morissette, Portishead, PJ Harley, Portishead, The Offspring, The Cranberries, Editors, Enya...), es uno de los puntos fuertes de 'Yellowjackets'. Ilustran la magnífica construcción de los personajes, desde la problemática adolescente a una supuesta madurez que renquea, precisamente, porque no han sido resueltos los misterios del pasado. Los demonios internos siguen haciendo de las suyas. La carga psicológica de los roles principales es el motor de una historia coral elevada por las interpretaciones de un elenco excepcional. Para el espectador que peina canas se antoja un bombazo extra el trabajo de Christina Ricci y Juliette Lewis, en papeles que les vienen como anillo al dedo. Comparten desdichas con Melanie Lynskey, actriz de filmografía a reivindicar -fantástica en 'Ya no me siento a gusto en este mundo'-, y Tawny Cypress, ¿se acuerdan de la serie 'Héroes'? En los flash-backs el reparto también se luce, con rostros jóvenes en alza como Sophie Nélisse ('La ladrona de libros'), Sophie Thatcher ('El libro de Boba Fett'), Ella Purnell ('Army of the Dead'), Courtney Eaton ('Mad Max: Fury Road'), Liv Hewson ('Noches blancas') o Jasmin Savoy Brown, vista en la última 'Scream'. Todas magníficas frente a la cámara.

Christina Ricci, en un fotograma de la serie.

'Yellowjackets' reescribe con fortuna el rol de la mujer en el audiovisual de los 90 y no apuesta únicamente por un género concreto, moviéndose entre el thriller, la comedia negra, el drama y el terror con una soltura digna de Oriente (va siendo hora de que Occidente se ponga las pilas, falto de originalidad y valentía). No esquiva escenas truculentas y a ratos se muestra perversa, contrastando estampas de la vida americana ideal con una decadencia palpitante. El romanticismo tóxico y las adicciones de todo tipo también están ahí, así como cierta aureola sobrenatural que puede dar mucho juego en un futuro. En términos dramáticos y creativos, la serie no oculta sus referentes y puede convertirse en uno del los títulos de la presente temporada, gracias al boca-oreja y a la labor de esos prescriptores incansables que bucean entre los confusos menús del video bajo demanda. El clímax final deja con ganas de más, mucho más. Las incógnitas son múltiples y todavía hay muchas posibilidades que poder exprimir. Con tal de sobrevivir, el ser humano es capaz de cualquier cosa. ¿Se acuerdan de '¡Viven!'?

La primera temporada de 'Yellowjackets' está disponible en Movistar Plus+.

Vídeo.