Un fotograma de 'Stargirl'.

'Stargirl', una segunda temporada más sombría e impredecible

Regresa la chica de las estrellas, la superheroína adolescente de DC Comics, y lo hace con nuevos personajes, curiosas sorpresas y una trama bastante más oscura

BORJA CRESPO

'Stargirl', una de las series de superhéroes juveniles más interesantes del actual panorama audiovisual, ha vuelto a la parrilla de HBO, antes de que se convierta en HBO Max, aprovechando el verano, la época perfecta para estrenar lanzamientos con un target claro. Su segunda temporada lleva precisamente como subtítulo 'Summer School', aunque la protagonista poco pisa las clases. Tras suspender un par de asignaturas, por estar más pendiente de sembrar la paz y la concordia en las calles de su pueblo en lugar de abrir los libros de historia, se queda sin vacaciones. Combatir el crimen tiene un precio y perseguir al villano se convierte en una obsesión extrema para la líder de la renovada Sociedad de la Justicia de América (JSA), compuesta por un hatajo de adolescentes con problemas de identidad. Su relación con sus respectivas familias, la amistad y el compañerismo vertebran una apuesta agradecida que no se centra únicamente en las posibles tramas románticas. No explotar sin más las mimbres del culebrón para enganchar a la audiencia permite a los guionistas desarrollar unos personajes entrañables que se mueven entre el bien y el mal. Algunos roles pueden dar la sorpresa y pasarse al otro bando, lo que subraya la evidencia de que la serie que expande el universo televisivo de DC Comics se torna más oscura en su continuación.

La aparición de nuevos jugadores en la partida aporta tensión a las hazañas de la a ratos impertinente Stargirl. A medida que se suceden los episodios, con algunos jugosos flash-backs que aportan suculenta información, vamos sabiendo quién es quién de cara a la batalla final. Los personajes se van perfilando, así como las posibles alianzas, desvelándose la naturaleza de cada cual: si ejercerá como pérfido villano o bondadoso defensor del estado de las cosas. Los problemas familiares, la incomunicación y la traición hacen acto de presencia para añadir misterio a la diversión. Entre los nuevas rostros que se unen al festejo se encuentra Jade, la hija de Linterna Verde. A pesar de su energía inusitada, heredada gracias al poderoso anillo de su intrépido padre, la chica no encuentra su lugar en el mundo. Mientras tanto, un malvado intruso llega a Blue Valley, donde todo el mundo parece guardar un secreto. Shade, capaz de esconderse entre las sombras, busca las cosquillas al audaz grupo de pequeños héroes, pero no es la única amenaza que se cierne sobre la bella localidad de Nebraska donde transcurren los hechos, un paraíso de postal en el cual cualquier imprevisto puede suceder.

Serie juvenil ejemplar

Estrenada a capítulo por semana en la plataforma de entretenimiento bajo demanda, 'Stargirl' continúa su andadura sin la necesidad de encajar en el famoso Arrowverso, donde confluyen la mayoría de las adaptaciones televisivas de los héroes de DC. Su condición de serie juvenil es evidente y sigue exprimiendo las referencias al cine de los 80, mimando una estética actualizada que puede recordar a 'Smallville', de donde también vienen títulos como 'The Flash' o 'Supergirl'. Si la primera temporada era una historia de orígenes, como la versión en imagen real de '¡Shazam!' estrenada en salas y otras producciones en la misma línea, abrazando sin complejos el género coming of age, ahora está más presente su acercamiento a 'Buffy, cazavampiros' y otros ejemplos de relatos sobre jóvenes que acceden a poderes sobrenaturales y deben aprender a utilizarlos, con la responsabilidad que ello conlleva. En paralelo la chica de la vara mágica y sus colegas tienen que bregar con los líos en el instituto y los conflictos hogareños. Acción, humor y aventura es lo que propone una propuesta de evasión que ha logra ampliar su alineación de personajes abrazables. Geoff Johns se mantiene como showrunner, con el sello The CW en la producción. La vivaracha Brec Bassinger, vista en productos made in Nickelodeon, repite como joven estudiante en busca de enredos. Suyo es el papel de la teenager Courtney Whitmore, experta deportista que deviene la persona ideal para retomar, a la manera de Excálibur, el cetro con poderes extraordinarios, el Bastón Cósmico que su padrastro -un entregado Luke Wilson- esconde en el sótano de su vivienda.

'Stargirl' sigue cumpliendo con las expectativas, refuerza sus virtudes y abre nuevas subtramas por las cuales transitar con su peculiar tono, el mismo que otorga personalidad a una serie que respeta el material de partida, mantiene el alma del cómic original y atrapa al público sin la necesidad de recurrir con calzador a la pelea física y los efectismos para enganchar sin remedio. La tercera sesión ya está en marcha.

Las dos temporadas de 'Stargirl' están disponibles en HBO.

Vídeo. El tráiler de la segunda temporada de 'Stargirl'.

Temas

HBO