Ellen DeGeneres, durante la secuencia en la que proclama su homosexualidad a Laura Dern, en 'Ellen'.

Las series que abrieron la tele a la diversidad sexual

'Ellen', 'Queer As Folk', 'Al salir de clase', 'The L World', 'Física o Química', 'A dos metros bajo tierra' o 'Glee' fueron algunas de las pioneras

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

Una redada policial en Stonewall, un bar de ambiente ubicado en el neoyorquino barrio de Greenwich Village, hace ahora 52 años, dio pie a los llamados disturbios de Stonewall. Era una de las primeras veces que la comunidad LGTBI alzaba la voz y protagonizaba una serie de manifestaciones espontáneas y violentas contra un sistema que perseguía a los homosexuales con el beneplácito del gobierno. De ahí que todos los 28 de junio se celebre el Día del Orgullo LGTBI. Sin duda, en esta media década, la comunidad ha ganado en visibilidad, ha alcanzado hitos históricos y ha conquistado derechos que parecían imposibles gracias al tesón y a la valentía de muchos de sus miembros.

Y la televisión ha ido en consonancia -a veces, incluso, algo adelantada- a estos logros. Hoy es habitual ver personajes en los que la diversidad sexual está plenamente aceptada, aborden o no tramas en ese ámbito. Ahí están títulos como 'Special', 'Skam', 'Veneno', 'Pose', 'It's a Sin', 'Sense8', 'Orange is the New Black', 'Feel Good', 'Sex Education', 'GeneraTion', 'Transparent', 'Élite' o 'Merlí'. Pero hubo series que abrieron la televisión a los nuevos tiempos y a toda una galería de personajes que antes no tenían cabida, si no era para hacer mofa de ellos.

'Ellen' marcó un antes y un después en este sentido. Su protagonista, Ellen DeGeneres, daba vida a Ellen Morgan, la divertida y neurótica propietaria de una librería. Emitida desde 1994 a 1998 en la ABC, la ficción hizo historia cuando en 'El episodio del cachorro', emitido en 1997, la protagonista se giraba hacia Laura Dern y le decía: «Soy homosexual», sin percatarse de que el micrófono de una de las puertas de embarque del aeropuerto estaba encendido. DeGeneres había salido recientemente del armario el show de Oprah Winfrey y en la revista 'Time'. La comedia abriría la televisión a otras sitcom como 'Will & Grace' o la más reciente 'Modern Family'.

Pero mucho más notorio fue el papel 'Queer As Folk', que a pesar de tirar de estereotipos, supuso un paso adelante a la hora de acercar el día a día de la comunidad a todos los espectadores. Creada por Russell T. Davies, responsable de la más reciente 'It's a Sin', tuvo dos versiones: la británica, que narraba la historia de tres jóvenes gays que viven en Manchester y permaneció en antena desde 1999 hasta 2000; y la estadounidense, que seguía los pasos de cinco chicos gays y dos lesbianas en Pittsburgh y dio pie a 83 episodios y cinco temporadas entre el año 2000 y 2005. Ambas fueron las primeras series de la historia protagonizadas por personajes LGTBI. Tanto impacto causó que la plataforma estadounidense Peacock trabaja en un 'reboot', con Russell T. Davies como productor ejecutivo, que se desarrollará en Nueva Orleans y que se basará en la ficción original.

Un fotograma de 'Queer As Folk'.

Algo similar hizo 'L' -fuera de España se llamó 'The L Word', jugando con la forma en la que en los países anglosajones se pronuncian palabras tabú-, por la comunidad de mujeres lesbianas. La cadena Showtime emitió esta ficción creada por Ilene Chaiken, detrás de series como 'El príncipe de Bel Air', que retrata la vida, las aventuras y desventuras de un grupo de mujeres lesbianas, sus amigas, familias y amantes, en Los Ángeles, entre 2004 y 2009. Como 'Queer As Folk', 'The L Word' también ha recibido un reboot que se empezó a emitir en 2019 bajo el título 'The L Word: Generation Q'.

El beso de Santi y Rubén

Antes, una serie española ya había hecho historia al mostrar en pantalla el primer beso entre dos adolescentes. Hablamos de 'Al salir de clase', la ficción diaria que Telecinco colocaba en la sobremesa y que ahondaba en las aventuras y desventuras de la chavalería del instituto 7 Robles. En el verano del año 2000, Ruben ( Bernabé Fernández), que llevaba capítulos y capítulos negándose a sí mismo, y Santi ( Alejo Sauras), que había salido ya del armario, se daban un beso que cambiaría las cosas para siempre. Ojo que el acontecimiento coincidió ese año con el del primer beso entre dos hombres en la televisión en abierto estadounidense, concretamente en 'The WB', y fue con otra serie para adolescentes, 'Dawson crece'. 'Amor verdadero' es el último capítulo de la tercera temporada. Fue en él donde Jack ( Kerr Smith) e Ethan ( Adam Kaufman) se besaban durante unos segundos y en un plano de cerca.

Un año más tarde comenzaba a emitirse en HBO 'A dos metros bajo tierra'. La ficción de Alan Ball se acercaba de forma valiente y distinta a la homosexualidad de uno de sus protagonistas, David Fisher, a quien daba vida el excelente Michael C. Hall. Aquí el conflicto, esa salida del armario y el proceso de aceptación y adaptación en la sociedad, era más bien personal e interior, pues era el propio David el que no se aceptaba a sí mismo e incluso veía normales actitudes homófobas procedentes del exterior. De hecho, ni siquiera había oposición alguna por parte de la familia. Solo hacia el final de la ficción conseguiría vivir a gusto consigo mismo.

Antena 3 también contribuyó a normalizar lo que era normal. Lo hizo en una comedia deudora de las viñetas '13, Rue del Percebe'. 'Aquí no hay quien viva', con sus imposibles tramas y algún que otro cliché y desatino, acertó al introducir a dos parejas homosexuales, la que conformaban Fernando y Mauri y Bea y Ana, en las historias de esta alocada comunidad de vecinos. Durante el periplo vital de la serie, que se emitió entre 2003 y 2006, se aprobó la ley de matrimonio homosexual o la adopción homoparental.

Javier Calvo y Adrián Rodíguez, en 'Física o Química'.

'Física o Química' llegaría dos años más tarde a Antena 3 y se mantendría en emisión hasta 2011. Desde el inicio de la serie, Fer se convirtió en uno de los protagonistas más queridos por la audiencia. Javier Calvo daba vida a este joven homosexual, que al inicio de la ficción no ha hecho pública su condición y que se va descubriendo a sí mismo durante los primeros compases de la ficción. La búsqueda de identidad, la salida del armario y su relación con David fueron algunas de las tramas más relevantes de su personaje.

A la misma época pertenece 'Glee', cuyas seis temporadas fueron emitidas en FOX desde 2009 hasta 2015. Creada por Ryan Murphy, Brad Falchuk e Ian Brennan, la ficción se centraba en el instituto William McKinley en Lima, Ohio, donde el profesor de español, Will Schuester, ( Matthew Morrison) quiere devolver al club del coro New Directions el brillo y la popularidad que tenía cuando él era estudiante y formaba parte. Will consigue reunir a un grupo de estudiantes, todos ellos marginados pero con mucho talento, para presentarse a la competición de coros. La serie abarcaba temas como las relaciones amorosas, la sexualidad, la discriminación y el bullying.