Ewan McGregor es Obi-Wan Kenobi, en la nueva ficción de la franquicia Star Wars.

¿Preparados para 'Obi-Wan Kenobi'? El universo de Star Wars en televisión

La esperada serie protagonizada por Obi-Wan Kenobi se disfruta mejor con los deberes hechos. Repasamos las franquicias más populares de la saga

Borja Crespo
BORJA CRESPO

¿Está quemando Disney sus franquicias más populares demasiado rápido? La expansión del universo de Marvel y la imaginería de Star Wars no está dando todos los frutos deseados, aunque la maquinaria no cesa en su empeño de alimentar la ansiedad de los seguidores más acérrimos. Cualquier tendencia puede llegar a cansar y hacen falta parones de vez en cuando para coger aire y retomar el camino pero la popular plataforma no se toma pausa alguna en su afán de nutrir la parrilla con producciones derivadas de sus grandes hits. Hay que exprimir al máximo las licencias, pensando en el merchandising y los parques de atracciones, dos negocios boyantes que actualmente no se pueden separar comercialmente a la hora de hacer números para apreciar la rentabilidad del catálogo audiovisual. Disney+ acaba de sorprendernos con el estreno directo en streaming de 'Chip y Chop: Los guardianes rescatadores'. Un proyecto inesperado, arriesgado y tenaz, casi experimental. Metacine en vena con un claro guiño a Roger Rabbit que subraya cómo la compañía del ratón está por la labor de ofrecer cosas diferentes, de sorprender de vez en cuando y aplicarse la fórmula ensayo-error, lo que no quita que explote en exceso abundante material registrado que tiene la promoción hecha de antemano. El esperado lanzamiento de la serie 'Obi-Wan Kenobi' supone una oferta asegurada, apelando al público cautivo, los millones de seguidores de la saga de George Lucas. Antes de llegar a este momento ha habido tropezones y aciertos en el trayecto y conviene repasar algunos detalles cronológicos para un mayor disfrute del espectáculo.

En 'Obi-Wan Kenobi' retoma el personaje Ewan McGregor, de lo mejor de las precuelas dirigidas por George Lucas, una trilogía vilipendiada que arriesgaba más de lo que parecía en su día y va ganando interés con el tiempo, al margen del mal envejecer de algunos efectos visuales. El actor escocés defendió bien un rol complicado bajo la sombra de Alec Guinness, icono imperecedero en los comienzos de la saga galáctica. Su tirón es incontestable, aunque antes de convertirse en el rey de la función en una serie de inminente estreno su nombre sonaba como protagonista de un spin-off para la gran pantalla que vio truncada su travesía debido a la mala acogida en salas de 'Han Solo'. Vuelve a blandir la espada láser en formato serializado en una aventura de seis episodios que continúa los acontecimientos descritos una década antes en 'Star Wars: Episodio III - La venganza de los Sith', donde el aprendiz Jedi, Anakin Skywalker, pasaba a ser el pérfido Lord Sith Darth Vader. Las dos primeras entregas se estrenan este viernes 27 de mayo, con dirección de Deborah Chow ('The Mandalorian').

Hayden Christiansen retoma también su papel como Darth Vader.

Kenobi buscará de nuevo a quién adiestrar como Jedi, ¿sin pinchar esta vez en hueso? En su viaje visitará lugares que hemos podido ver en la serie 'The Mandalorian', como Tatoonie, pero las tribulaciones del cazador de recompensas transcurren con posterioridad, concretamente tras 'Star Wars: Episodio VI – El retorno del Jedi'. El enfrentamiento con Darth Vader es la mejor baza de una propuesta rendida a la nostalgia y el entretenimiento que se degusta con mayor devoción como espectador siendo consciente de algunas claras referencias, entre ellas la serie de animación 'Star Wars: The Clone Wars', creada por Dave Feloni, cuya revisión se antoja ideal centrándose en la cuarta temporada, entre los capítulos 15 y 18, siguiendo por los episodios del 14 a 16 de la quinta sesión, con Darth Maul superstar (también es recomendable echar un ojo a las entregas 12 a 16 de la segunda tanda). Damos por hecho que las trilogías estrenadas en el circuito de exhibición tradicional están más que vistas, con especial énfasis en 'Star Wars: Episodio II – El ataque de los clones', donde Hayden Christensen defiende el papel de Anakin Skywalker. Clásicos de la historia del séptimo arte, cuyo universo está en constante expansión, en series de animación, películas, tebeos y video-juegos que añaden tramas y desarrollan personajes, ya de culto o de nueva cosecha.

El ataque de los clones

El propio Feloni, nombre indispensable en los créditos de la evolución de Star Wars, dirigió en 2008 una cinta de animación en 3D crucial a la hora de afrontar el visionado de 'Obi-Wan Kenobi' con una imagen completa de los acontecimientos. Con guión del propio George Lucas, 'Star Wars: The Clone Wars' ahonda en el ascenso del famoso Lado Oscuro. No tuvo buenas críticas en su día, pero todo fan completista que se precie sabe echarle un vistazo sin remordimientos. No es fácil estar al día como espectador con la saga, cuyo crecimiento exponencial en pos de pingües beneficios se antoja imparable. El pinchazo de 'El libro de Boba Fett' aún se siente cerca, menos mal que colaron en mitad de la temporada una entrega encubierta de 'The Mandalorian', levantando el ánimo de los alicaídos aficionados a 'La guerra de las galaxias' (hay que reivindicar este título de vez en cuando).

Un fotograma de 'The Mandalorian'.

'El libro de Boba Fett', posterior a 'Obi-Wan Kenobi' en la línea temporal, contaba con capítulos divertidos y otros realmente plomizos. Como ocurría con la superior 'The Mandalorian', hay que aplaudir la propuesta de entrada porque emplea en su concepción personajes con caretas de goma, látex, animatronics, matte paintings y otras técnicas míticas de antaño, pero la primera temporada se atragantaba, con algunos episodios torpemente dirigidos por Robert Rodriguez, rompiendo el tono de wéstern que Jon Favreau impregnó en las tribulaciones de Mando, el cazarrecompensas espacial, uno de los roles de nuevo cuño más queridos por el fandom, además de Grogu, el pequeño Yoda, pasto del merchandising.

'The Mandalorian' está empapada de un sentido del humor que no veremos tan alegremente en 'Obi-Wan Kenobi'. La apuesta funcionaba mejor que las últimas películas estrenadas en salas -'El ascenso de Skywalker' fue un puñetazo en el estómago-. La serie que abrió la actual veda de 'Star Wars' en Disney+ cuenta con múltiples referencias a la imaginería de la saga. El catálogo de personajes que pueblan las galaxias y se cruzan de planeta en planeta se diseñó con alma. Los avances tecnológicos de última hornada, entre ellos Stagecraft, lo que viene a ser la retroproyección de toda la vida, pero perfeccionada al máximo, con infinidad de posibilidades visuales, abaratando notablemente los costes de producción, ha revolucionado el medio audiovisual.

Más series

Otra de las propuestas vinculadas al ideario de George Lucas estrenada en la conocida plataforma es la serie de animación 'La remesa mala', dirigida por el mismísimo Feloni -el padawan de Lucas-, quien debe de tener una agenda disparatada para afrontar tantos proyectos a la vez en su jornada (también figura en los créditos de 'El libro de Boba Fett'). Esta iniciativa, cuya segunda temporada ya está en marcha, digna sucesora de 'The Clone Wars', presenta a un grupo de clones defectuosos, de ahí el título en castellano, que deciden no atender a ciertas órdenes sin cuestionarse lo que ven sus ojos. Dieciséis episodios de corta duración con la Guerra de los Clones como escenario. Los soldados de élite, cada uno con su peculiar personalidad, resultan entrañables, así como la relación entre ellos.

Arriba, 'El libro de Boba Fett'; debajo, 'The Clone Wars' y 'La remesa mala'.

También en el terreno de la animación, con una libertad creativa notable, se mueve 'Star Wars: Visions', una rareza que se estrenó en su día sin demasiado revuelo, a pesar de su llamativo resultado artístico. Se trata de una antología de nueve cortometrajes animados, como 'Love, Death & Robots', realizados con diferentes técnicas en formato anime, todos ellos basados en el cosmos de la franquicia. Aunque irregular en su conjunto, como suele ser habitual en este tipo de producciones, cuenta con algunas piezas reseñables que merece la pena ver. Con producción nipona, la serie ofrece historias autoconclusivas e independientes que enriquecen la obra original. Puede recordar a 'Animatrix', que llamó la atención en su día. Mucha tela que cortar.

Los dos primeros episodios de 'Obi-Wan Kenobi' llegan a Disney+ el 27 de mayo.

Vídeo. El tráiler de 'Obi-Wan Kenobi'.