Steve, Dustin, Max, Robyn, Nancy y Lucas, en 'Stranger Things'.

¿Por qué duran tanto los nuevos episodios de 'Stranger Things'?

El metraje de las últimas entregas de la serie de Netflix supera la hora de duración

MIKEL LABASTIDA Valencia

Al margen de las vicisitudes que corren los protagonistas en la cuarta temporada si por algo está sorprendiendo lo nuevo de 'Stranger Things' es por la duración anunciada de sus capítulos. ¿Dónde quedaron los tiempos en que las series ofrecían episodios cortos para que el usuario pudiese consumir varios del tirón y los guionistas no se vieran en la obligación de meter tramas de relleno? El metraje de aproximadamente 40 minutos era uno de los signos distintivos de las producciones en plataformas en comparación con las que se emitían en los canales en abierto (que acostumbraban a alargarlos más allá de una hora para retener a la audiencia).

Todo esto ha cambiado. Cada vez más series se apuntan a estirar sus entregas (sobre todo los capítulos piloto). Aunque ha sido 'Stranger Things' la que ha tirado la casa por la ventana. El primer episodio de la cuarta temporada alcanza la hora y 16 minutos. El segundo, cuarto, quinto y sexto duran igual, minuto arriba, minuto abajo. El más corto de esta tanda es el tercero (1 hora y tres minutos). El séptimo y octavo se extienden hasta los 98 y los 85 minutos respectivamente. Y el noveno no se corta y suma dos horas y media. Cabe recordar que esta temporada no se estrenará completa, puesto que la plataforma ha decidido dividirla por volúmenes. Los siete primeros episodios llegarán a Netflix el próximo 27 de mayo, mientras que los otros dos se presentarán el 1 de julio.

¿Tanto quedaba por contar de la saga como para que sean precisos estos metrajes? Es posible. Aunque lo lógico es pensar que Netflix quiere rentabilizar la inversión que ha hecho en este título, que sigue siendo uno de los más exitosos de su catálogo. El presupuesto por capítulo es de 30 millones. Una barbaridad. Sirva como comparación que a cada uno de los últimos de 'Juego de tronos' se destinaron 15 millones.

Once, en un fotograma.

Al margen de lo invertido en esta superproducción hay otro motivo por el que a la compañía le convienen los abultados metrajes: su nuevo sistema de medición de audiencia. Y digo «su» porque no existe un auditor independiente que mida los éxitos de las plataformas, sino que son ellas las que cocinan sus propios datos. Por ello hay que mirarlos siempre con reservas. Hasta ahora medían la popularidad de una serie según las cuentas que habían visto al menos dos minutos de cada película o episodio. Dadas las críticas a este sistema (hay que reconocer que dos minutos es poco relevante) la compañía anunció una nueva clasificación en función del número total de horas acumuladas por suscriptor.

Una vez se produjo este cambio de criterio Netflix hizo su primer ranking, que encabezó la película 'Red Notice' con 149 millones de horas. En cuanto a series 'Narcos: México', con 50 millones de horas de visionado, y 'El Juego del Calamar', con 43 millones de horas, fueron las más exitosas.

Al nuevo sistema le favorecen las horas que previsiblemente van a dedicar los fans a las nuevas tramas ideadas por los hermanos Duffer. Porque 'Stranger Things' sigue siendo uno de los acontecimientos seriéfilos, a pesar del desgaste del título y de que hayan surgido en la competencia otras opciones para atrapar al público más familiar.

El primer volumen de la cuarta temporada de 'Stranger Things' estará disponible el 27 de mayo en Netflix.

Vídeo. El tráiler de 'Stranger Things'.