Uma Thurman, en 'Sospechosos'.

El misterio viral de 'Sospechosos'

Un thriller con reparto coral, en el que brilla Uma Thurman, señala los problemas de la viralidad en la era digital. ¿Nada es lo que parece?

Borja Crespo
BORJA CRESPO

¿Lo que nuestros ojos ven es siempre verdad? Las imágenes en movimiento que graban nuestros móviles pueden ser una gran mentira, como la exposición de nuestras vidas en las redes sociales, el paraíso de la egolatría, el consumismo y una libertad falsa. En tiempos de fake news, deep fakes y cancelación siguen surgiendo propuestas audiovisuales que se cuestionan los avances tecnológicos. La evolución de la civilización no parece que vaya a la misma velocidad. Las herramientas digitales están ahí, ganando terreno, acaparándolo todo, y no atinamos siempre a la hora de utilizarlas adecuadamente en nuestro beneficio. Nadamos en un mar acotado por redes de pescar elaboradas a base de datos. Mandamos a diario información al ciberespacio para que sepan qué suelo pisamos, qué comemos, cómo vestimos, con quién estamos… Cualquier maniobra online es válida con tal de ganar notoriedad, sin obtener necesariamente algo de provecho, salvo unos golpecitos virtuales en la espalda. La exposición a los demás roza lo enfermizo, la esquizofrenia, el absurdo. El Gran Hermano nos vigila, o más bien El Gran Ego, porque somos nosotros mismos quienes nos señalamos. 'Sospechosos', disponible en Apple TV+, plataforma algo elitista en su concepto que cuida especialmente su contenido -ahí está 'Separación' como una de las series del año-, parte de un vídeo viral para elaborar una trama de intriga que contamina a toda la sociedad por obra y (des)gracia de internet. El hijo veinteañero de una importante empresaria estadounidense es secuestrado en los pasillos de un hotel de lujo en Nueva York y todo apunta a cuatro ciudadanos británicos, aparentemente sin nada en común, que estaban presentes en el edificio la noche de autos por razones diversas.

'Sospechosos', escrita por Rob Williams ('The Man in the High Castle'), es un remake de la serie israelí 'Falsa identidad', de 2015, no disponible actualmente en ninguna plataforma tras emitirla en su día canal Fox. Adapta la historia a los tiempos recientes, aprovechando al máximo la implantación de las redes sociales. Uma Thurman aporta su rostro hipnótico a un reparto coral que defiende un relato adictivo en sus primeros capítulos que va perdiendo fuerza, pero no interés, a medida que avanza la historia. La premisa de partida es tan potente que el clímax no consigue estar a la altura del desarrollo de los acontecimientos. La protagonista de 'Kill Bill' encarna a la madre apesadumbrada a la que un grupo desconocido extorsiona a cambio de liberar a su vástago. Para resolver el conflicto sin rescate unen fuerzas, con sus desencuentros, la Agencia Británica contra el Crimen y el FBI. Los sospechosos señalados, a priori sin relación alguna entre ellos, acaban encontrándose en su huida, intentando demostrar su inocencia, pero nadie puede confiar en nadie. Todo el mundo esconde algo, lo que da pie a notables giros en la resolución del caso. Kunal Nayyar ('The Big Bang Theory'), Noah Emmerich ('The Americans'), Georgina Campbell ('Represalias'), Elyes Gabel ('El año más violento'), Elizabeth Henstridge ('Agents of S.H.I.E.L.D.'), Tom Rhys-Harries ('White Lines') y Angel Coulby ('Merlín') completan el reparto principal de una conspiración que pone de nuevo el dedo en la llaga en un tema tan candente como las noticias, no siempre reales, que corren como la pólvora en Facebook o Twitter. Atienden a intereses ideológicos y económicos, aunque también hay internautas que parecen disfrutar sin más divulgando trolas, algunas muy peligrosas. Fotomontajes, declaraciones sacadas fuera de contexto, tuits modificados con Photoshop, memes absurdos y surrealistas que hacen arder los grupos de WhatsApp…

Un fotograma de 'Sospechosos'.

Miles de perfiles falsos, bots y medios de dudosa fiabilidad disfrazan de noticia de última hora cualquier cosa. Quizás lo más incontestable sean los vídeos, como ocurre en 'Sospechosos'. A la imagen supuestamente real, en movimiento, es difícil cuestionarla, pero todo y nada es lo que parece. La primera impresión es lo que cuenta entre el público potencial de este tipo de material. Quieren creer a pies juntillas lo que leen, ven o escuchan, porque es lo que casa con su visión del mundo. Los deepfakes han llegado para quedarse, se viralizan sin freno y nuestras cabezas no terminan de preguntarse si las estampas audiovisuales que quema nuestras retinas son verdaderas o falsas. Compartimos datos presos de la inmediatez, sin reposar la información, empujados por el algoritmo. Nos hemos acostumbrado al bombardeo de fragmentos de realidad que atrapan y comparten nuestros teléfonos móviles sin cuestionarnos su naturaleza. Aquí te pillo, aquí te grabo. Los telediarios han validado este material, emitiéndolo como sinónimo de verdad. Ante el exceso de imágenes manipuladas y falsificaciones, como ya avanzaban las series 'Years and Years' o 'The Capture', 'Sospechosos' añade otro punto de vista al tratamiento actual del audiovisual en nuestro entorno digital. Hay drama, misterio y jugosos cliffhangers. Ocho entregas con final total.

'Sospechosos' está disponible en Apple TV+.

Vídeo. El tráiler de 'Sospechosos'.