Eva Santolaria e Irene Arcos, en un fotograma de 'Todos mienten'.

'Todos mienten', un intenso thriller con toques de humor

Natalia Verbeke, Eva Santolaria y Miren Ibarguren participan en esta serie creada y dirigida por Pau Freixas que se estrena el viernes en Movistar+

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

La tranquilidad de los habitantes de la idílica urbanización de Belmonte se ve alterada cuando sale a la luz un vídeo en el que se ve a Macarena (Irene Arcos), una profesora de instituto, manteniendo relaciones sexuales con Iván (Lucas Nabor), uno de sus alumnos, que encima resulta ser uno de los hijos de su mejor amiga, Ana (Natalia Verbeke). Así comienza 'Todos mienten', la serie creada y dirigida por Pau Freixas que este viernes llega a Movistar+.

Estructurada en seis capítulos de unos cincuenta minutos de duración, la ficción es un 'thriller' coral con toques de humor en el que, a partir de estar revelación, se van desvelando otros secretos que acaban derrumbando toda esa brillante fachada de familias de clase alta, que viven en chalés con piscina y juegan a pádel en el club. «En realidad son todos unos infelices», explica con desparpajo Natalia Verbeke, durante una entrevista junto a Eva Santolaria y Miren Ibarguren, que se ponen en la piel de Yolanda y Maite, respectivamente. Desde el primer momento, la actriz supo que tenía «una maravilla» entre manos. «Es que es un personaje femenino muy potente», asegura Verbeke. «Es una mujer muy emocional, que está completamente dedicada a sus hijos, una mujer de su casa, que se ha olvidado un poquito de ella y de pensar en sí misma», comenta. Cuando el vídeo de su hijo y su amiga llega a sus manos, Ana se empieza a dar cuenta de que esa «casita de muñecas» que se había construido, ese entorno seguro, «ya no es tal». Y al mismo tiempo, «el personaje da un giro de 180 grados a su vida. Si antes evitaba la confrontación, ahora afronta lo que pasa. Empieza siendo un tipo de mujer y termina siendo otra absolutamente opuesta», dice sobre el viaje que plantea su arco argumental, antes de deshacerse en elogios hacia Freixas: «Pau es un director que saca de ti cosas que no puedes ni imaginar».

Coincide con ella en la fuerza que atesoran estos personajes Miren Ibarguren. La actriz, a la que pudimos ver recientemente en 'Supernormal', otra comedia de la casa, asegura que el proyecto era «superinteresante» desde el principio porque aunque cada vez hay más personajes femeninos potentes, los de este 'thriller', tan centrado en la relación entre ellas, «son muy complejos, tienen de todo y son muy distintos a los que estamos acostumbrados a ver». Precisamente, el suyo es el más alejado al núcleo fuerte de la ficción. «Maite estuvo dentro de ese círculo de amistades, pero al divorciarse de su marido, se quedó fuera. Es una policía que sigue manteniendo su amistad con Macarena, pero que ya tiene poca relación con el resto y se aleja», expone.

Eva Santolaria, pareja de Freixas, ya sabía que iba a tener un hueco en la serie. Al fin y al cabo, la ficción iba a tratar sobre mujeres de entre 40 y 45 años. Sin embargo, reconoce que sí que le sorprendió que su rol fuera el de Yolanda. «Ha sido un pequeño reto y estoy encantada», explica. Su arco argumental es similar al que experimenta Ana. «Es una mujer feliz, dedicada a la familia, que tiene la vida que siempre ha querido tener. Está superfeliz de estar en la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), de hacer barbacoas los fines de semana con sus amigas... Ha construido un mundo en el que se siente feliz y segura y cree que su entorno también lo está». Sin embargo, a medida que transcurre el tiempo comienza a ver que su pareja, al que da vida Jorge Bosch, esconde algunos secretos que pueden acabar con esa idílica vida.

Natalia Verbeke e Irene Arcos.

Con estos argumentos, cabe preguntarles qué creen que es la felicidad. «Es tiempo y espacio», zanja Ibarguren. «Son pequeños momentos. La felicidad en sí no existe, es algo que tienes que trabajar y es estar bien con uno mismo», responde Verbeke. A su lado, Santolaria apunta a que es «un pequeño puzle. En mi caso es sentirte bien con tu trabajo, a gusto, que tienes retos, que la familia esté bien, que no haya sustos. A medida que te vas haciendo mayor, lo que más valoras es que no pasen cosas que no puedas solucionar y que como persona te sientas realizado».

Surge otra duda, ¿habría sido una serie muy distinta si se hubieran intercambiado los géneros y la profesora fuera profesor y el alumno, alumna? «Yo creo que la serie hubiese sido igual porque aunque inicialmente te planteas estos dilemas, cuando lo haces pones el foco en el adulto y lo que la serie cuenta es que el foco está en el menor. Da lo mismo que sea chico o sea chica porque se está formando y lo importante es lo que le pase a él, así que yo creo que la serie no hubiera cambiado», argumenta Santolaria. «Yo estoy de acuerdo -coincide Verbeke-. En todo caso los juicios y las opiniones las van creando cada uno de los personajes según su cabeza, pero lo que plantea la serie es lo que dice Eva».

'Todos mienten' llegará a Movistar+ este viernes, 28 de enero.

Vídeo. El tráiler de 'Todos mienten'.