El polémico cartel de 'Patria'.

Llaman al boicot de HBO por «equiparar» víctimas y verdugos en el cartel de 'Patria'

La serie, que se estrena el 27 de septiembre tras su paso por el Festival de San Sebastián, presenta a un asesinado por ETA y a un terrorista víctima de torturas en imágenes simétricas

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

'Patria', la serie más esperada del año, se estrena el 27 de septiembre, justo un día después de que concluya el Festival de San Sebastián, que acogerá la premiere de esta producción de HBO que adapta la novela de Fernando Aramburu. Sus ocho capítulos estaba previsto que se emitieran el pasado 17 de mayo, pero el lanzamiento de la gran apuesta de producción propia de la plataforma se pospuso por la crisis del coronavirus. Ahora llegará simultáneamente a los territorios de HBO Europa y HBO América Latina, así como a EE UU, pero cada episodio se verá semanalmente y no de una tacada, como estaba inicialmente previsto.

HBO ha afinado tanto el estreno que hasta existe un día y una hora para que se levante el embargo de las críticas de los pocos episodios que hemos podido ver los periodistas: el viernes 18 de septiembre a las tres de la tarde. La plataforma colgaba ayer en redes sociales un cartel que ha originado una polémica a cuenta de la presunta equidistancia que plantea. En una de las fotos se ve al Txato (José Ramon Soroiz), el empresario asesinado por ETA y elemento central de la trama, agonizando en la calzada mientras su mujer, Bittori (Elena Irureta), lo sostiene bajo la lluvia. En la otra imagen, perfectamente simétrica, el personaje de Joxe Mari (Jon Olivares), etarra miembro del comando que atenta contra el pequeño empresario, yace en el suelo de una comisaría después de haber sido víctima de torturas por parte de unos policías que hablan entre sí con absoluta normalidad.

Ambas imágenes, que ya estaban presentes en el tráiler de la serie desvelado el pasado marzo, han originado un debate en Twitter, que este martes presenta como 'trending topics' los términos 'Patria' y 'Cancela HBO'. Quienes abogan por darse de baja en la plataforma aventuran que la serie escrita y producida por Aitor Gabilondo «equipara» a terroristas y policías y «blanquea» a los etarras. Otros en cambio previenen que no se puede juzgar algo que no se ha visto y recuerdan que las torturas a detenidos por pertenencia a ETA figuran en las páginas del libro de Aramburu, que ayer colgó en su Twitter una fotografía de la Plaza de Callao madrileña con una lona gigantesca cubriendo un edificio con las dos fotografías. «Madrid, hoy, ahora», escribe.

HBO apela a la vinculación de cada espectador con el tema de 'Patria': «Todos somos parte de esta historia», reza el póster. Aitor Gabilondo ya precisó en el pasado Zinemaldia que la serie es su visión de la novela de Aramburu: «Si hubiese querido que la serie fuese igual que la novela habría grabado a un actor leyéndola», ironizó en Donosti. «Yo cuento lo que me sugirió 'Patria', lo que más me conmovió, que fue el deshielo provocado por una mujer que vuelve a su pueblo cuando ETA deja las armas y se encuentra con personajes congelados. La violencia destruye todo, al que la ejerce y al que la sufre. 'Patria' cuenta cómo dos mujeres separadas por un bala acaban dándose un tímido abrazo, terminando con ese ciclo de venganza por el que la sangre derramada se justifica por la sangre que derramaron otros».

Mientras, el presidente del Partido Popular en Álava, Iñaki Oyarzabal, ha tildado el cartel de «vergüenza e insulto». Andrea Levy, concejala popular en el Ayuntamiento de Madrid ha escrito: «Unos muertos y otros vivos, si hacemos historia sin olvidar quienes fueron víctimas y quienes verdugos. Asco». Por su parte, la diputada de Vox Macarela Olona considera el cartel «patrocinado por Bildu y el PNV». Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo y hermana del político del PP asesinado por ETA Gregorio Ordóñez, ha matizado que «todos NO somos parte de esta historia». «Desafortunado tuit y cartel para una serie que seguro promete». Segun ella, el lema del cartel «recuerda al 'todos somos culpables', mantra del nacionalismo. Cuando todos son culpables nadie lo es...». Ordóñez concluye: «Me consta por Fernando Aramburu que la serie es fiel al libro. Por eso entiendo menos el cartel. La equidistancia entre víctima y asesino es muy grave. Pero de ahí a estar leyendo las barbaridades que leo, incluso ataques a Fernando, es aún más doloroso. ¡Yo veré la serie!».

La Asociación de Víctimas del Terrorismo también ha expresado su «profundo malestar» ante el cartel y pide su retirada o modificación: «Es una clara ofensa a las víctimas del terrorismo y una manipulación del verdadero relato muy clara a través de una plataforma muy popular entre los jóvenes, que podrían percibir una idea muy equivocada de la realidad del terrorismo en España».