Neve Campbell, en una escena de la nueva entrega de la película 'Scream'

Neve Campbell | Actriz

«Toda mi trayectoria profesional está marcada por el personaje de Sidney»

Regresa a la saga de terror 'Scream' interpretando el icónico papel con el que triunfó a los 22 años

MARÍA ESTÉVEZ

Si en los años 90 hubo una actriz que marcó a toda una generación con su melena morena y su mirada amable esa fue Neve Campbell. En apenas dos años, de 1996 a 1998, protagonizó cintas de culto como 'Jóvenes y Brujas', la serie 'Cinco en Familia' y la saga de terror 'Scream'.

Nacida en Canadá hace 48 años, Neve fue elegida para el papel de Sidney Prescott -una estudiante de secundaria intentando sobrevivir a la ira de un asesino- cuando contaba 22 años y no aventuraba que seguiría interpretando el personaje 25 años después, con el mismo papel en cuatro secuelas. La saga se extendió entre 1996 y 2011, y recaudó 608 millones.

Wes Craven, uno de los grandes del género de terror, y Kevin Williams crearon la historia de un grupo de adolescentes acosados por un asesino enmascarado que los mataba uno por uno de las formas más violentas que se le ocurrían. La quinta película -primera desde la muerte de Craven en 2015- se estrena hoy en España, continuando una franquicia en la que participaron algunos de los actores estadounidenses más icónicos de la década pasada.

Entre ellos Courtney Cox, Drew Barrymore y la misma Campbell. Quemada con la industria que solo le ofrecía personajes en películas de terror, abandonó Hollywood y se mudó a Londres dejando atrás su pasado en Los Ángeles. Allí la actriz ha rehecho su vida junto al padre de sus dos hijos.

-Juró no volver a rodar una película de terror. Sorprende verla de nuevo en la franquicia de 'Scream'.

-El guion de Kevin Williamson lo cambió todo. 'Scream' fue un megaéxito y yo no quería volver a rodar una cinta de terror porque hice la mejor. No quería bajar de categoría. Además, no gané mucho dinero con este género y soy actriz. Necesito trabajar. No quedarme estancada dentro de un papel. Toda mi trayectoria profesional está marcada por el personaje de Sidney.

-Regresa a su icónico papel, pero lo hace sin Wes Craven. ¿Dudó antes de embarcarse en un proyecto tan personal para el creador de una saga que ha tenido directores diferentes?

-Sí. Eso me preocupaba mucho porque esta franquicia era parte de Wes. Sin embargo, recibí una invitación personal muy emotiva por parte de los directores Bettinelli-Olpin y Gillett, y decidí aceptar su oferta. Los dos son cineastas con un estilo muy particular, muy interesante. Cuando me llamaron, me dijeron que eran directores gracias a Wes y eso me terminó de convencer.

-No quiso participar en la tercera entrega porque no entendía seguir con el mismo personaje. ¿Cuál es su relación con Sidney en estos momentos?

-Todos los que aman a Sidney Prescott han intentado matarla o han sido asesinados. Mi personaje debería haber estado en un manicomio después de la primera película. En aquel entonces, me preocupaba que 'Scream 3' fuera demasiado similar a los dos primeros filmes. Ahora estoy en un momento mucho más en sintonía con mi personaje.

Vídeo. El tráiler de la película.

-¿Ha hecho ya las paces con la fama?

-Cuando la fama te avasalla a los 20 años es muy difícil entender tu vida. Tuve mucha suerte porque tenía estabilidad en mi familia y ellos me arroparon cuando lo necesité. Es muy fácil perder la cabeza en la burbuja del éxito, de hecho, he visto a muchos actores caer desde lo más alto al agujero de las adicciones.

- ¿Ahora que es madre, se siente más cerca de su personaje?

-Puede que sí porque Sidney también es madre y eso añade madurez. Ambas somos más fuertes y podemos con situaciones más complicadas. Yo, como mamá, quiero estar presente en la vida de mis hijos, sobre todo en los primeros años, porque esos años son muy importantes.

-Desde que abandonó Los Ángeles nunca ha regresado...

-No miro hacia atrás. Me gusta vivir en Londres, donde hay una energía multicultural que me apasiona. Los Ángeles no me inspira, no me parece una ciudad acogedora. Todo el mundo pertenece a la industria del cine, vives en tu coche y estás permanentemente aislado. Me cansé de Los Ángeles y me cansé un poco del juego de pretender ser quien no soy. Aquí en Inglaterra disfruto de una existencia anónima. Me he mantenido fuera de la escena de Hollywood y me siento muy bien

-La disparidad salarial entre actores y actrices es un tema recurrente en Hollywood. ¿Es algo que ha experimentado?

-Por supuesto. Sé que no me han pagado de la misma manera que mis compañeros en muchos proyectos. No voy a entrar en detalles, pero en la serie de televisión en la que empecé, los actores ganaban más que las actrices.

-Hollywood ha cambiado mucho en estas dos últimas décadas. ¿Sigue sintiendo la misma pasión por la interpretación?

-Nunca he perdido mi amor por actuar, por la danza. De niña solía ver películas de Gene Kelly y Fred Astaire; crecí amando ese cine. Sigo enamorada de los musicales y espero, ahora que han vuelto a ponerse de moda, poder participar en alguno.

Temas

Cine