Gina Gershon y Louis Garrel en la Playa de la Concha.

Así es el San Sebastián de Woody Allen

El tráiler de 'Rifkin's Festival' descubre los escenarios de una comedia romántica y cinéfila que inaugurará el Zinemaldia y llegará a las salas el 2 de octubre

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Ningún festival del mundo ha contado con un lujo similar. La película inaugural de la 68 edición del Zinemaldia no solo está rodada en San Sebastián por uno de los maestros del cine mundial, sino que el propio certamen es un elemento central de la trama. Woody Allen filmó 'Rifkin's Festival' el verano pasado mientras el huracán del #MeToo le empujaba a las portadas debido al ostracismo que sufre en Estados Unidos. Las acusaciones de abusos de su hija Dylan Farrow no solo le han cerrado las fuentes de financiación en su país, sino que llevaron al grupo editorial Hachette a cancelar la publicación de sus memorias.

Rodar una comedia ligera en el plácido San Sebastián con dinero de Mediapro (y de la Diputación foral de Gipuzkoa) se antoja una operación satisfactoria para todas las partes. El tráiler de 'Rifkin's Festival', que abrirá San Sebastián el próximo 18 de septiembre, demuestra lo hermosa que luce la capital guipuzcoana. A lo largo de su metraje aparecen La Concha, el Peine de Los Vientos, el Museo San Telmo, la Plaza Gipuzkoa, el Paseo de Francia, el Club Altxerri, la librería Donosti, el café Botanika... Para disfrutarla en las salas habrá que esperar al 2 de octubre. La ciudad cuenta así con un impagable spot turístico de hora y media con bonitas postales y los fans de Allen se sentirán mecidos en la butaca por la enésima fantasía romántico de un álter ego del realizador, encarnado esta vez por Wallace Shawn.

Woody Allen, Wallace Shawn y Elena Anaya en el rodaje; Gina Gershon y Wallace Shawn en una terraza del hotel María Cristina y Gina Gershon con el Kursaal a sus espaldas.

El protagonista, un nostálgico del cine de los maestros europeos, acompaña a su mujer, publicista, al Festival de San Sebastián para evitar que se líe con un pedante y engreído director francés. Lo que no esperaba este intelectual neurótico e hipocondríaco era quedarse prendado de una médico donostiarra (Elena Anaya). La crespuscular y cinéfila 'Rifkin's Festival' depara una sucesión de simpáticos clips paródicos de obras maestras como 'Jules y Jim', 'El séptimo sello' y 'El ángel exterminador'. Lástima que Allen, a sus 84 años, no haya cometido la temeridad de acercarse a la inauguración del festival, tal como pensaba hace tres semanas, según reconoce el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos. Por cierto, con 'cameo' en la película, sentado en el teatro Victoria Eugenia.