Johnny Depp, en el Festival de Barcelona el pasado mes de abril. / AFP

Las mujeres cineastas condenan el Premio Donostia a Johnny Depp

La asociación CIMA, que reúne a 700 profesionales, considera «un error desde el punto de vista ético» la concesión del galardón al actor, acusado de maltrato por su exmujer Amber Heard

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, CIMA, lamenta la decisión del Festival de San Sebastián de otorgar el primer Premio Donostia de esta edición a Johnny Depp. «Lo consideramos un error desde el punto de vista ético y lo decimos como cineastas, como mujeres y como ciudadanas de un país al que el Festival de Cine de San Sebastián representa en numerosos foros internacionales», asegura esta organización, que busca fomentar una presencia igualitaria en el cine español y que reúne a más de 700 mujeres profesionales del medio audiovisual: directoras de cine y televisión, guionistas, productoras, actrices, montadoras, compositoras y representantes de los distintos departamentos creativos o técnicos. Entre sus socias fundadoras en 2006 se cuentan Icíar Bollaín, Isabel Coixet, Judith Colell, Chus Gutiérrez, Josefina Molina y Helena Taberna.

CIMA recuerda que Johnny Depp «está inmerso en varios procesos judiciales que tienen su origen en las acusaciones de maltrato de su exesposa Amber Heard». «Que un festival de cine tan importante como San Sebastián se posicione de su lado cuando aún no lo ha hecho la justicia», considera la asociación, «es cuanto menos inoportuno e injustificable». Depp y Heard firmaron su acuerdo de divorcio en agosto de 2016, apenas un año después de casarse. El actor nunca ha sido condenado por maltrato, aunque las acusaciones de su exesposa le han llevado a denunciarla por difamación, al igual que a los medios que le han tachado de maltratador de mujeres.

CIMA se pregunta «qué mensaje nos quiere dar esta dirección del Festival de San Sebastián, que además ha firmado la Carta de Paridad que lo compromete a ser un festival que no discrimina a las mujeres». «¿Que las acusaciones de una mujer no son creíbles? ¿Que no importa lo que hagas en tu vida privada porque a los cineastas solo nos interesa lo que muestra la pantalla? ¿Que el arte está por encima del bien y del mal? ¿O tal vez no es el arte sino la industria audiovisual y sus intereses económicos?».

La asociación de mujeres cineastas recuerda que Depp perdió un juicio contra el diario británico 'The Sun' en noviembre de 2020 por llamarle «maltratador». El juez detalló en su sentencia: «He llegado a la conclusión de que la gran mayoría de los supuestos ataques del señor Depp contra la señora Heard han quedado demostrados, según los requisitos mínimos del procedimiento civil». La presidenta de CIMA, Cristina Andreu, reconoce que el caso todavía está en pleno proceso: «Nosotros creemos en la presunción de inocencia, pero parece que en algunos lugares se le ha condenado o por lo menos cuando él había dicho que ella había mentido, algunos tribunales han dicho que no. Simplemente lo que decimos es que no es el momento para que le den un premio, hasta no saber realmente qué es lo que ha ocurrido».

Johnny Depp, que presentó el año pasado en San Sebastián el documental 'Crock of Gold. Bebiendo con Shane MacGowan', recogerá el Premio Donostia el próximo 22 de septiembre. Antes, a finales de agosto, el protagonista de 'Eduardo Manostijeras' recibirá el homenaje del festival de Karlovy Vary, en la República Checa. «El Premio Donostia es un reconocimiento a toda una vida dedicada al cine y tiene un elemento de ejemplaridad», recuerdan desde CIMA. «Cuando se da este premio se dice al mundo entero: 'Estos son nuestros modelos, la gente que representa lo mejor de nuestra profesión'. Esperamos que los responsables del festival sean consecuentes con que el compromiso con la igualdad de las mujeres no se consigue con una firma, sino con aquellas decisiones éticas que nos definen día a día».

Por su parte, la realizadora Lara Izagirre, vicepresidenta de (H)emen, la entidad que aúna a mujeres cineastas vascas, se ha unido a las críticas y ha mostrado esta mañana su malestar por el premio. En el programa 'Faktoria' de Euskadi Irratia, la también productora ha comenta estar «triste y enfadada» por la decisión del Zinemaldia. Entiende que «en todo el mundo hay muchos actores que pueden recibir este galardón más allá de Johnny Depp».

Izagirre considera que «el Zinemaldia es un lugar para crear esperanza», algo que no coincide, en su opinión, con el reconocimiento a un actor que se encuentra inmerso en una batalla judicial por violencia de género.