Jared Leto en 'Morbius'.

'Morbius': Doctor Jared y Mister Leto

El actor vuelve a mostrar su capacidad para transformarse en esta versión de otro personaje de la escudería Marvel, una especie de supervampiro con problemas de identidad

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Transformarse físicamente para sus papeles, ya sea bajo kilos de maquillaje o quedándose en los huesos, le gusta sobremanera a Jared Leto, ese Joker aplaudido en 'La Liga de la Justicia de Zack Snyder', cuyo carisma se mermó en montaje anteriormente en 'Escuadrón suicida'. Son muchos los roles histriónicos defendidos por este hombre de las mil caras que probablemente aceptó con algarabía la propuesta de interpretar a Morbius, un personaje del catálogo de Marvel tan atractivo como poco conocido para el gran público. Es de agradecer que se atrevan a adaptar historietas menos populares, mostrando cierto riego creativo, esta vez bajo el paraguas de Sony, en la línea de 'Venom'.

El proyecto ha vivido una travesía incierta, por su propia naturaleza y por los bandazos de la maldita pandemia, pero por fin se estrena en el circuito de exhibición convencional, sembrando cierta duda sobre su acogida, como en su día ocurrió con la reivindicable 'Los nuevos mutantes', que se salía totalmente de la fórmula habitual. Aparentemente, la propuesta puede parecer más una película de terror que otra adaptación del género superheroico. Parte de la casilla de salida como una rara avis, a la espera de su repercusión en la impredecible taquilla. Entrando en materia, el protagonista se acerca más a la figura trágica del antihéroe que a la de un paladín del bien al uso. De hecho, sus habilidades extraordinarias se antojan una maldición. Es un vampiro cool que se debate entre el bien y el mal, entre la vida y la muerte, debido a su sed de sangre.

Vídeo. Tráiler de 'Morbius'.

La mutación de Leto en 'Morbius' no es solo física, también es emocional, funcionando como el reclamo principal de un filme que cruza varios géneros, mostrando un lado siniestro. El actor de 'Dallas Buyers Club' y 'La casa Gucci' interpreta al Doctor Michael Morbius, un químico en la cumbre que sufre una extraña enfermedad en la sangre. En uno de sus experimentos en busca de una cura se convierte en un no-muerto con una vitalidad descomunal que también conlleva gozar de las virtudes de varios poderes tan sensacionales como espectaculares. El singular vampiro cuenta con una fuerza descomunal y una velocidad de quitar el hipo, entre otras excentricidades. Pero el precio a pagar por sentirse vivo no es nada halagüeño.

Matt Smith, Adria Arjona, Jared Harris, Al Madrigal y Tyrese Gibson acompañan a un entregado Leto bajo el mando de Daniel Espinosa, artífice de 'El niño 44', thriller de época inspirado libremente en los crímenes del asesino en serie Andréi Chikatilo, conocido como «el Carnicero de Rostov», condenado por asesinar y mutilar a 52 mujeres y niños en la Rusia soviética. De su cosecha también es 'El invitado', con Denzel Washington ejerciendo de ex-agente encubierto que parece querer cambiar de bando junto a Ryan Reynolds, y 'Life', cuya premisa en el espacio exterior remitía escandalosamente a 'Alien'. Aquí se esfuerza en ofrecer un espectáculo oscuro que desconcertará a quien vaya a ver otra película más del Universo Cinematográfico de Marvel.

De entrada, las críticas están siendo nefastas, lo que puede significar un plus en determinados círculos cinéfagos. Recordemos que el personaje de partida fue creado por Roy Thomas con diseño de Gil Kane y vio la luz por primera vez a principios de los años 70 con una imagen propia de un villano, como sosias de Drácula, aunque no comparte todas las características del mito de Bram Stoker. Su aparición sobre papel respondía al término de la prohibición de incluir temas macabros y sobrenaturales en las viñetas.

'Morbius' exprime una premisa habitual en el cine fantástico, el concepto de monstruo que se ve en una encrucijada, en este caso ética y personal. Para sobrevivir tiene que traspasar muchos límites. «Morbius está buscando una cura para su enfermedad», cuenta el director. «La va a encontrar, sin importar lo que le cueste a él o a la sociedad. Y en el proceso se acaba convirtiendo en algo que detesta. Tiene que aceptar la oscuridad de su interior, y eso es algo muy bonito. Esa es su fortaleza, lo que le hace único». Hay escenas de acción y abundantes efectos visuales para el deleite de quien se acerque al filme libre de prejuicios.

Jared Leto y Adria Arjona en 'Morbius'.

«Es la humanidad inherente del personaje lo que le hace tan cautivador, esa dualidad entre hombre virtuoso y criatura salvaje», añade Espinosa, que se autodenomina el segundo mayor fan de los cómics de Suecia. ¿Quién será el primero? «Michael Morbius es uno de los personajes más altruistas del Universo de Marvel. Es uno de los pocos que realmente cree en el bien. Es un hombre bueno con una enfermedad horrible, y en su intento de salvarse a sí mismo y a otros acaba convirtiéndose en un monstruo». La bestia se libera y todo se complica. «Tiene que aceptar su destino para convertirse en un héroe», puntualiza sobre el rol principal. «Tiene que aceptar sus nuevos poderes y entender que puede seguir siendo la misma persona. Los personajes más interesantes del Universo de Marvel siempre han sido los que han tenido un pie en los dos lados, como Magneto, Pícara, Lobezno y Venom. Esos son los personajes que realmente fascinan a los espectadores y lectores de cómic».