Una imagen de 'Aztarnak. Huellas'.

Maru Solores se interroga sobre las huellas de la infancia

Presentada en el Festival de San Sebastián, 'Aztarnak. Huellas' aborda conceptos como la violencia obstétrica, la crianza y la conciliación

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Cuando la directora Maru Solores (San Sebastián, 1968) se quedó embarazada, sintió que muchas cosas no cuadraban a su alrededor. «Siempre había tenido miedo al parto. Pensaba que lo mejor sería que le anestesiaran a una en ese momento y le sacaran al niño así, sin dolor, de la manera más 'fácil' posible. Sin embargo, empecé a plantearme que si mi cuerpo era capaz de gestar a un ser humano durante nueve meses, a formar un ser humano a partir de dos células nada más, ¿cómo no iba a ser capaz de traerlo al mundo? La naturaleza tendría algo preparado al respecto, ¿no?».

'Aztarnak. Huellas' es un documental que se interroga sobre los secretos que esconde esa etapa que no recordamos y que abarca desde la vida intrauterina hasta los tres años aproximadamente. ¿Las huellas de la infancia son para siempre o se transforman con el tiempo? Además de la madre directora y narradora, varias familias y expertos reflexionan en una cinta presentada en el Festival de San Sebastián, que aborda conceptos como la violencia obstétrica, la crianza y la conciliación.