Johnny Weismuller y Maureen O'Sullivan, en una escena de la película 'La fuga de Tarzán' / AP

Maureen O'Sullivan, mucho más que la Jane de Tarzán

fue una actriz muy completa, capaz de trabajar habitualmente tanto en el teatro, la radio o la televisión, y en el cine

Boquerini
BOQUERINI

Maureen O'Sullivan es recordada sobre todo por haber sido la Jane más famosa, compañera de Tarzán, y por ser la madre de Mia Farrow. Sin embargo, fue una actriz muy completa, capaz de trabajar habitualmente tanto en el teatro, la radio o la televisión, y en el cine, donde creo una galería de personajes muy diversos, desde el cine de aventuras a las comedias románticas, a la intriga o al musical.

Maureen O'Sullivan (Boyle, Irlanda, 17 de mayo de 1911-Scottsdale, Estados Unidos, 23 de junio de 1998) fue la primera estrella cinematográfica de Irlanda. De familia católica, estudió un colegio de monjas, primero en Dublín y después en Londres. Una de sus compañeras de clase fue Vivien Leigh. Después de finalizar sus estudios en Francia, la futura actriz regresó a Dublín y comenzó a trabajar por los pobres.

Fue el director Frank Borzage, que se hallaba rodando el musical para la Fox 'Song of My Heart' (1930) en Dublín, quien le realizó una prueba de cámara, logrando el papel de Eileen O'Brien, por lo que la invitó a Hollywood a terminar la filmación. Maureen aceptó, y a la edad de 19 años viajó a California acompañada por su madre. No obstante, pese poco éxito de la que fue su primera película, ese mismo año rodó otros musicales, como 'Fantasía del porvenir' y, de nuevo con Frank Borzage, 'Un yanqui en la corte del Rey Arturo' (1931). Un año después deja la Fox y comienza a trabajar para la Metro Goldwyn Mayer, iniciando la etapa que le aportaría sus mayores éxitos profesionales.

Ese mismo año protagoniza junto a Johnny Weissmüller la mítica película 'Tarzán de los monos' (1932), dirigida por W.S. Van Dyke y producida por Irving Thalberg. En este film, libre aún del famoso Código Hays de la censura en Estados Unidos, encarnaba el papel de Jane, la compañera de Tarzán con una escasa vestimenta que crecería mucho más en las sucesivas secuelas. El sonado éxito de 'Tarzán de los monos', provoca que Maureen repitiera el papel de Jane en otras cinco ocasiones, 'Tarzán y su compañera' (1934), 'La fuga de Tarzán' (1936), 'Tarzán y su hijo' (1939), 'El tesoro de Tarzán', (1941) y 'Tarzán en Nueva York' (1942). Entre los guionistas de 'La Fuga de Tarzán' figuraba John Farrow, con el que contraería matrimonio en septiembre de 1936. Una de las hijas fruto de este matrimonio fue Mia Farrow, que se convertiría en la famosa actriz. Curiosamente la actriz siempre odió trabajar con la mona Chita, a la que siempre se refería como «esa mona hija de puta».

Época dorada

Los años 30 fueron una buena época para Maureen. Además de las películas de la serie Tarzán, participó en un puñado de títulos convertidos hoy en auténticos clásicos que en su momento le hicieron ser muy popular: 'Extraño interludio' (1932), 'Las vírgenes de Wimpole Street' (1934), 'La cena de los acusados' (1934), 'Ana Karenina' (1935), junto a Greta Garbo, 'David Copperfield' (1935), 'Muñecos infernales' (1936), 'Un día en las carreras' (1937) junto a los Hermanos Marx, o 'Un Yanqui en Oxford' (1938), de Jack Conway), en la que, a su requerimiento, la propia actriz reescribió su parte de los diálogos para darles mayor sustancia y novedad. Al final de la década Maureen O'Sullivan, se apartó momentáneamente del cine para cuidar a su marido, enfermo de tifus.

En 1948 regresa al cine para rodar un papel de coprotagonista en 'El reloj asesino' junto a Charles Laughton, dirigida por su esposo John Farrow. Con Farrow y su hija Mia viajarían a España en 1958 ya que Farrow dirigía, entre Madrid y Denia, 'El capitán Jones', primera película producida por Samuel Bronston en España. Aprovechando el rodaje, una jovencita Mia Farrow fue elegida Reina de las Fiestas de Denia. Posteriormente Maureen O'Sullivan alterna su trabajo en el cine con el teatro y la televisión, y apenas si destaca alguno de sus títulos cinematográficos posteriores como 'El bebé de la discordia' (1965). Maureen fue suegra de Frank Sinatra y André Previn, por los matrimonios de Mia Farrow. Tras la muerte de John Farrow, ocurrida en 1963, Maureen O'Hara se casó en 1983 con James Cushing.

En sus últimos años de su carrera, participó en películas como 'Peggy Sue se casó', (1986) de Francis Ford Coppola y 'Hannah y sus hermanas' (1986) de Woody Allen, que por entonces era su casi yerno. La actriz fallecería a la edad de 87 años, debido a un ataque al corazón, el 23 de junio de 1998 en Scottsdale, Arizona, su lugar de residencia.