Gina Lollobrigida, en 'Pan, amor y fantasía'.

Gina Lollobrigida, de finalista en Miss Italia a rodar a las órdenes de John Huston

Su consagración llega gracias al cine francés, con 'Fanfán el invencible' o 'Mujeres soñadas', pero sobre todo con el enorme éxito de 'Pan, amor y fantasía', película en la que su mito erótico queda definitivamente fijado

Boquerini .
BOQUERINI .

Luigina (Gina) Lollobrigida nació en Subiaco (Italia) el 4 de julio de 1927. Tras la Segunda Guerra Mundial la familia se traslada a Roma y allí empieza ella sus estudios de arte, sobre todo de pintura y escultura. Sueña con convertirse en cantante de ópera, pero las dificultades económicas que atravesaba su familia que trabaje en fotonovelas, muy populares en la época y de extra en los estudios de Cinecittá.

La 'Lollo', como se la conocía popularmente, de adolescente trabajó como modelo en desfiles de moda, y participó con éxito en diversos concursos de belleza. Por entonces comenzaba a aparecer en pequeños papeles en filmes italianos. En el año 1947 logró la tercera posición en el concurso de Miss Italia. El concurso fue ganado por Lucia Bosé. Este evento fue muy importante para la carrera de la actriz ya que le dio un renombre que le abriría las puertas del éxito.

A partir de 'Elisir de amor' (1946) comienza a ascender, de figurante, a starlette y de ahí a papeles dramáticos, donde pudo demostrar su incipiente madrera de actriz. Pero su consagración llega gracias al cine francés, con 'Fanfán el invencible' o 'Mujeres soñadas' (1952), pero sobre todo con el enorme éxito de 'Pan, amor y fantasía' (1953), película en la que su mito erótico queda definitivamente fijado.

En aquellos años se rumoreó que, tras verla en un film italiano, el multimillonario Howard Hughes voló desde Hollywood para verla, pero esta visita no hizo que ella se trasladara a los Estados Unidos. Gina permaneció en Italia y en 1949 se casa con un médico esloveno con el que tendría un hijo, pero la pareja terminó divorciándose. Por fin, unos años después Gina llegó a Hollywood contratada por Hughes, pero ella apenas hablaba inglés y al cabo de seis semanas regresó a su casa por sentirse «vigilada permanentemente».

Su fama en Italia se consolida con 'La provinciale' y vuelve a llamar la atención de Hollywood y provocando que por fin ruede su primer filme estadounidense, 'La burla del diablo' en 1953, junto a Humphrey Bogart con dirección de John Huston. Regresa a Europa para rodar 'El gran juego', 'Espadas cruzadas' o 'La romana', todas en 1954. Tras 'La mujer más guapa del mundo' (1956), vuelve a Hollywood para trabajar en 'Trapecio' con Burt Lancaster y Tony Curtis ese mismo año, y en 'El jorobado de Notre Dame' también en 1956, dando vida a Esmeralda, junto a Anthony Quinn. En 1959 coprotagoniza con Frank Sinatra 'Cuando hierve la sangre' y rueda en España 'Salomón y la reina de Saba'; y en 1961 hace dos de sus más populares filmes, 'Cuando llegue septiembre' y 'Desnuda frente al mundo'.

En la década de los 70 su carrera fílmica se resintió e hizo sólo algunas apariciones como en 'No encontré rosas para mi madre', a las órdenes del español Rovira Beleta, para retirarse del cine y embarcarse en la que llegaría a ser una exitosa carrera como fotógrafa, retratando a Paul Newman o Salvador Dalí, y realizando una entrevista exclusiva con Fidel Castro.

Es en el año 1984 cuando Gina retorna a las pantallas de televisión formando parte de algunos capítulos de 'Falcon Crest'. Hace algunas apariciones menores en los 90 y en 1999 hace una incursión en política, presentándose como candidata en las elecciones al Parlamento Europeo, pero no logra escaño. Gina será contratada como directiva en empresas de cosmética y de moda. Retirada de la pantalla desde 1997, se ha dejado ver en el videoclip 'Mercurzio: Fatto di Te' (2001) y en una breve aparición en el documental 'Box Office 3D: Il film dei film' (2011).

En 2006 a la edad de 79 años, Gina anuncia su romance con el empresario catalán Javier Rigau y Rafols de 45 años, y aunque la boda se fijó para el 6 de diciembre, nunca se celebró y la relación se rompió, según ellos por el acoso periodístico. Actualmente, a sus 94 años, Gina disfruta de una vejez tranquila rodeada de su familia.